Escúchenos en línea

Hijo de inmigrantes construye cruces para las víctimas de tiroteos

Washington. Agencias | 20 de Agosto de 2019 a las 17:44

A lo largo de dos décadas Greg Zanis ha construido unas 27.000 cruces de madera en honor a las víctimas de tiroteos en EE.UU., aunque también a quienes mueren de manera violenta en Canadá y México, las cuales ha entregado en persona a los familiares.

Con todas las millas recorridas durante 20 años en los tres países ya ha hecho "un viaje de ida y vuelta a la luna", según declaró a Efe en entrevista telefónica desde su casa en la ciudad de Aurora (Illinois) este carpintero retirado desde 2016.

Incluidos están en su cruzada los familiares de las víctimas asesinadas en los últimos tiroteos de EEUU, registrados este mes en menos de 24 horas en El Paso (Texas) y Dayton (Ohio), donde más de 30 personas murieron y otras decenas resultaron heridas.

Zanis hace siempre los recorridos por carretera, al volante de una camioneta donde carga las cruces. Hasta El Paso fueron cerca de 1.500 millas (unos 2.400 kilómetros) desde Aurora, y luego otras 1.600 (2.500 kilómetros) a Dayton, para regresar a Illinois casi sin descanso.

"Mis cuatro camionetas han acumulado 550.000 millas (unos 885.000 kilómetros) cada una", aseguró Zanis, quien no se considera una persona religiosa o un activista en contra de la posesión de armas.

"Lo hago solamente porque quiero que las personas sean recordadas", agregó el maestro carpintero, hijo de padre griego y madre española.

Zanis, de 68 años, fundó Crosses for Losses en Aurora en 1997, con la misión de ofrecer gratuitamente las cruces a las familias de las víctimas, así como de levantar memoriales en los lugares donde ocurren tiroteos o desastres.

"Solamente voy a donde me llaman, no miro televisión o me dejo influir por las noticias", señaló.

En el caso de El Paso emprendió el viaje a Texas después de haber recibido llamados de 12 familiares de víctimas que requerían sus servicios, y una vez allí tuvo que improvisar al agregarse la matanza de Dayton.

"Esa fue la semana más dura de mi vida", dijo el incansable Zanis, quien desde 1996, cuando su suegro fue asesinado a tiros durante un robo, registra en una libreta de color naranja que siempre lleva consigo la entrega en total de 26.921 cruces.

De esa cifra, 21.000 corresponden a víctimas de tiroteos, pero también sus cruces blancas han sido vistas en ciudades destruidas por tornados e incendios, en accidentes carreteros, marítimos o aéreos.

En México han sido 700 cruces, y otros centenares más en Canadá, dijo Zanis, quien no descuida los detalles y en sus cruces refleja la religión de las víctimas, sean cristianas, judías o musulmanas, además de cintas para los budistas o ateos.

Después del memorial en Aurora en homenaje a su suegro, al que se agregó un niño hispano de 6 años, víctima de una bala perdida disparada por pandilleros en la misma ciudad, Zanis fundó Crosses for Losses en Chicago.

"Siempre supe que Chicago necesitaba ayuda", dijo respecto a la que es una de las ciudades más violentas de EEUU y en la que conserva en un terreno de su propiedad un memorial permanente, que este año ya suma 314 cruces, reflejo de los asesinatos cometidos con armas de fuego.


Descarga la aplicación

en google play en google play