Escúchenos en línea

Rechazan iniciativas antiinmigrantes en California

Los Angeles, California. Agencia EFE. | 26 de Marzo de 2008 a las 00:00
Representantes de distintas organizaciones manifestaron el miércoles su rechazo a un paquete de medidas antiinmigrantes presentado ante el Legislativo estatal, al tiempo que reafirmaron su intención de buscar una reforma migratoria. "El Partido Republicano sabe que no tiene muchas posibilidad de avanzar porque no tienen los votos necesarios", comentó a Efe Jorge-Mario Cabrera, director de comunicaciones de la Alianza Nacional de Comunidades Latino Americanas y Caribeñas (NALACC, en inglés). "Sin embargo detrás de este intento de lo que llaman 'mantener el debate vigente' en la Asamblea Legislativa, está el hecho de asegurarse un lugar en la mente de los votantes conservadores de California", dijo Cabrera. Entre las medidas presentadas ayer, figuran limitaciones al acceso la educación, requerimientos de prueba de estatus legal en el país para recibir beneficios del estado y sanciones a las empresas que contraten indocumentados, entre otras. "Entendemos este paquete de medidas como una estrategia política, más que un deseo de buscar una solución a la inmigración indocumentada", señaló a Efe Ricardo Cajiao, profesor de sociología y miembro de Latinos Unidos. "La mayoría de las medidas -si no todas- son de carácter represivo y no reconocen la realidad de la inmensa población indocumentada que forma parte de la economía y de la vida diaria de California", agregó. Otro proyecto de ley busca que la policía contacte a las autoridades de inmigración al detener a un conductor por manejar bajo la influencia del alcohol, si sospecha que se trata de un indocumentado. Según señaló Cabrera, si estos proyectos llegan a convertirse en leyes afectarían gravemente la economía del Estado Dorado. "Preocupa que al tratar los temas fiscales de esta economía anémica del estado, se utilice a los inmigrantes como culpables del problema", afirmó el activista. "Los componentes de este paquete, básicamente, tratan de ahorrar dinero u obtenerlo por los servicios que se proveen a los indocumentados". Los proponentes de las medidas argumentaron que la inmigración ilegal le cuesta a los contribuyentes del estado alrededor de 9.000 millones de dólares anuales. Uno de los proyectos de ley, pide que el Departamento de Correccionales y Rehabilitación del estado calcule el costo anual del encarcelamiento de los inmigrantes indocumentados y lo facture al gobierno federal. Otra propuesta prohibiría a las ciudades declararse "santuario de inmigrantes" como una manera de separar por completo las acciones de la policía y de las autoridades federales de inmigración. "Si algunas de estas medidas encuentran eco, aumentará considerablemente el flujo de personas deportadas", señaló a Efe Enrique Flores, portavoz de Migrantes Internacionales, una organización que atiende a los inmigrantes deportados a México. Otra iniciativa exige que las agencias locales del orden contacten a las autoridades de inmigración federal cuando arresten sospechosos, que puedan ser indocumentados. "No sólo a raíz de estas nuevas medidas sino desde antes, hemos estado pidiendo que se suspendan las redadas y se respeten los derechos humanos", explicó Oswaldo Cabrera, presidente de la Coalición Latinoamericana Internacional. "Las redadas están destrozando las familias y están a dejando a miles de niños estadounidenses sin padres", señaló el dirigente del programa "Adopte a un Inmigrante". Según algunos de los activistas, el paquete de medidas constituye más una intención política para atraer la atención de los votantes conservadores en esta época pre-electoral. "Aunque creo que no avanzará mucho, sin embargo es preocupante que en California todavía haya políticos que se sientan con la libertad de utilizar a los inmigrante como 'chivos expiatorios'", concluyó Cabrera.

Descarga la aplicación

en google play en google play