Escúchenos en línea

Exodo de obreros por Leyes antiinmigrantes en Arizona

Yuma, Arizona. Agencia EFE. | 27 de Marzo de 2008 a las 00:00
En Arizona se percibe la falta de mano de obra en los campos ya que los trabajadores inmigrantes prefieren buscar oportunidades en otros estados por el endurecimiento de las leyes contra la inmigración ilegal. "Este es un fenómeno que comenzamos a ver hace dos años, cuando comenzó el reforzamiento de la seguridad en la frontera, pero se agudizó desde que entró en vigor la ley (que penaliza a negocios que contratan a indocumentados) en enero", dijo el jueves a Efe Emma Torres, directora y fundadora de la organización Campesinos Sin Fronteras. "Muchos de ellos simplemente no regresaron después de las vacaciones de diciembre", agregó. Sostuvo que la implementación de tantas leyes estatales contra las personas que han cruzado la frontera de manera ilegal ha provocado que los campesinos comiencen a buscar otras oportunidades en estados como California, Carolina del Norte y Carolina del Sur. El éxodo de trabajadores agrícolas podría complicar todavía más la situación de una industria que genera más de 6.000 millones de dólares anuales a la economía estatal. La región fronteriza de Yuma, lugar donde se cosechan gran parte de la lechuga que se consume en el país durante el invierno, ha sido principalmente afectada por la falta de mano de obra. Los dueños de campos agrícolas locales reportan la falta de miles de trabajadores del campo. "Las personas que tenemos tantos años trabajando con los campesinos nos damos cuenta muy bien de la magnitud del problema, antes veíamos cuadrillas de más de 20 trabajadores, ahora difícilmente se juntan diez", dijo Torres. La partida de los trabajadores agrícolas también se siente en la ciudad, sobre todo en las escuelas, donde los estudiantes han comenzado a dejar los salones de clase. "Esto no quiere decir que todos ellos sean indocumentados, muchos de ellos tienen sus documentos en regla, pero tienen temor por alguno de sus familiares, sus hijos o su esposa que no tienen sus papeles en regla", explicó la activista. El fracaso el año pasado de una reforma migratoria a nivel federal y la aprobación de la ley de Sanciones de Empleadores de Arizona, que entró en vigor en enero de este año, vino a dificultar aún más la vida de muchas familias inmigrantes. "Esta ley estatal es tan compleja y ha provocado tanta incertidumbre que muchas personas han optado por mejor no regresar una vez que terminen la temporada en otros estados", manifestó Torres, quien tiene más de una década visitando los campos en Yuma. A principios de este año, la gobernadora de Arizona, Janet Napolitano, anunció que buscaría impulsar un programa de trabajador temporal entre Arizona y Sonora (México) que alivie la falta de mano de obra en los campos. El proyecto de ley requeriría la aprobación del Congreso federal antes de poder ser implementado. "La gobernadora está muy pendiente de la situación de los campos en Yuma", dijo Jeanine L'Ecuyer, vocera de la mandataria. Para la representante de Campesinos Sin Fronteras, un programa de trabajador huésped no soluciona el problema, ya que surgirían muchas interrogantes sobre los beneficios y los salarios que recibirían estos trabajadores. "Mucha gente desconoce que en Yuma ya tenemos una versión del programa de trabajador huésped, donde se traen a trabajadores del 'otro lado'", dijo Torres. Aseguró que la llegada de estos trabajadores ha causado división entre los campesinos que los ven como una competencia. La activista señaló que el problema debe ser enfrentando antes de que los agricultores decidan mudarse a México, donde se les facilitaría mucho más el conseguir la mano de obra que requieren para cosechar.

Descarga la aplicación

en google play en google play