Escúchenos en línea

Italia permite el desembarco de los 82 migrantes rescatados por «Ocean Viking»

Roma. Agencias | 14 de Septiembre de 2019 a las 15:32
Italia permite el desembarco de los 82 migrantes rescatados por «Ocean Viking»

Italia ha dado el primer paso en su esfuerzo para desactivar la política de puertos cerrados de Matteo Salvini y encontrar una línea común europea sobre la inmigración. El nuevo Gobierno italiano, resultado de una coalición del Movimiento 5 Estrellas (M5S) con los progresistas del Partido Democrático (PD), ha autorizado este sábado el desembarco en Lampedusa de los 82 migrantes rescatados hace cinco días en dos operaciones en el Mediterráneo por la nave humanitaria Ocean Viking, de las oenegés SOS Méditerranée y Médicos Sin fronteras (MSF).

La decisión supone un parón en los constantes choques sobre este asunto con la Unión Europea (UE) y se adoptó después de que un grupo de países europeos mostraran su disponibilidad a acoger a parte de los inmigrantes rescatados. Una renovada entente de Italia con Bruselas que las propias oenéges han calificado como "una clara muestra de valores humanitarios" ante el drama migratorio en el Mediterráneo central.

El giro de Italia, previsto en el acuerdo de Gobierno entre los dos partidos que integran la actual coalición, llega tras una semana en la que la cuestión migratoria ha sido objeto de varias reuniones del primer ministro italiano, Giuseppe Conte. El miércoles, ya en plenas funciones después de haber recibido un voto de confianza del Parlamento, ante la nueva presidenta de la Comisión Europea, la alemana Ursula von der Leyen. Y el jueves, ya en Roma, en una reunión con los ministros involucrados en los desembarcos de los migrantes rescatados en el mar, en la que participaron representantes de ambos partidos.

Mecanismo temporal

El objetivo último de Italia, según subrayó Conte, es modificar el reglamento de Dublín —que también critica a menudo el Gobierno español—, la legislación europea que los solicitantes de asilo presenten su petición en el primer país de la UE al que han llegado. Pero se irá por fases, por lo que, con la mira puesta en una nueva gran reforma migratoria, Roma ha propuesto zanjar el asunto con la puesta en marcha de un mecanismo temporal que permita asignar "automáticamente" un puerto de destino y un país de destino final a los rescatados en el mar.

"Existe una gran disponibilidad para encontrar un acuerdo, aunque sea temporal. Debemos superar esta gestión de emergencia", ha explicado Conte. Unas palabras que suponen un guiño a París y Berlín, que ya en los pasados meses anunciaron un preacuerdo para la colaboración voluntaria de 14 estados de la UE para acoger a los migrantes y evitar situaciones de bloqueo. "Tendremos países renuentes a compartir los flujos migratorios. Pero aquellos que no participarán tendrán consecuencias consistentes a nivel financiero", ha sostenido el dirigente italiano.

La nueva posición italiana responde así a una de las exigencias del PD en las delicadas discusiones con el M5S que culminaron con la coalición de gobierno. "Nuestra postura es que los migrantes rescatados en el mar no pueden permanecer demasiado tiempo sin un puerto de destino. Eso es inaceptable", explicaba esta semana Andrea Marcucci, el jefe del PD en el Senado.

"Italia y Malta pueden ser puertos de desembarco de los migrantes, pero debe haber un sistema de cuotas que asegure que los rescatados sean asignados inmediatamente también a otros países de la UE", continuó Marcucci. El tema causa mucha crispación en la opinión pública italiana y ha sido una de las claves del éxito de Salvini en los 14 meses en los que el ultraderechista líder de la Liga gobernó junto con el M5S. Dicho esto, está aún por verse si retomarán los operativos de rescate comunitarios, coordinados por Roma, como en su momento lo fueron el Mare Nostrum y Triton.


Descarga la aplicación

en google play en google play