Escúchenos en línea

FBI ofrece recompensa para capturar a atacantes de iglesias hispanas

Washington. Agencias | 22 de Septiembre de 2019 a las 11:48

El FBI (Buró Federal de Investigaciones, por su significado en español) solicita información  y ofrece recompensa para identificar y capturar a los atacantes de las iglesias católicas ubicadas en El Paso, Texas.

Los incendios, considerados como premeditados e intencionales por la agencia de investigación, sucedieron en mayo y junio de 2019.

La diócesis de la ciudad fronteriza de El Paso, fue la primera en todo Estados Unidos en tener un obispo hispano. Según información de la cadena NBC, sus iglesias son visitadas por inmigrantes y miembros de la comunidad latina de la zona.

El FBI cree que estos pudieron ser ataques intencionales, y ofreció 5,000 dólares a quien comparta información que “conduzca a la identificación, el arresto y el enjuiciamiento del individuo o de los individuos responsables de estos delitos”. Asímismo, añadieron en una nota compartida este viernes que es posible que “otros organismos policiales locales y grupos particulares estén ofreciendo recompensas adicionales”.

Mediante el comunicado, los agentes aseguraron que analizarán “a fondo” cada una de las pistas que reciban. “Por muy insignificante que le parezca ser su información, le recomendamos encarecidamente que se presente y brinde su información y asistencia”, agregaron en la nota.

El FBI cree que los autores desconocidos de estos delitos emplearon artefactos incendiarios para destruir las tres iglesias católicas de la zona oeste. Todas las iglesias sufrieron daños como consecuencia de estos artefactos, pero afortunadamente nadie resultó herido, asegura la agencia.

El primer ataque se produjo el 7 de mayo en las afueras de la iglesia de San Mateo (St. Matthew). Una semana después, varios dispositivos incendiarios fueron arrojados contra la Catedral San Patricio (St. Patrick), según el testimonio de un vocero de la Diócesis de El Paso.

El 15 de junio, efectivos del Cuerpo de Bomberos confirmaron que de la iglesia de San Judas Tadeo (St. Jude) desprendía mucho humo. El recinto había sido violentado a través de una ventana ubicada cerca del altar de la capilla.

Los tres templos religiosos fueron parcialmente dañados al ser expuestos a las llamas que provocaron esos artefactos incendiarios.

En esta investigación, que ha resultado todo un misterio para las autoridades hasta la fecha, también participan agencias locales como la policía y la oficina del cuerpo de alguaciles de El Paso, así como la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos.

Incluso, la cadena NBC detalló que las recompensas son de 5.000 dólares por información sobre uno de esos casos o podría alcanzar los 15.000 si los detalles ayudan a encadenar las pistas que puedan resolver los tres incendios en los diferentes templos.

A principios de agosto, la comunidad latina fue víctima de un violento ataque producto de un tiroteo masivo en un Walmart que dejó 22 muertos y más de una veintena de personas heridas.

El autor de la masacre, considerado como un ataque terrorista por el gobierno de México, es un joven de 21 años identificado como Patrick Crusius, quien confesó que su intención era atacar a personas de origen mexicano.


Descarga la aplicación

en google play en google play