Escúchenos en línea

El muro de Trump con México: ¿una promesa rota, la llave para la reelección o las dos cosas?

Washington. Agencias | 10 de Octubre de 2019 a las 16:11

La propuesta de construir un muro a lo largo de la frontera con México ayudó a Donald Trump a llegar a la Casa Blanca y ya forma parte de su agenda para buscar la reelección en 2020.

"El muro se está construyendo. Se está erigiendo rápidamente", dijo el mandatario el mes pasado.

Su discurso original era que se trataba de un "muro grande y hermoso" que sería costeado por México. Sin embargo, es probable que ninguna de estas cosas se haga realidad. De hecho, es posible que ni siquiera se trate de un muro.

No obstante, Trump ha avanzado mucho. Este es el estado actual de su proyecto.

Desde que Trump llegó al poder, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés) asegura que fueron construidos un total de 111 kilómetros de un "nuevo sistema fronterizo".

 

Gran parte de esto no es un nuevo muro sino más bien trabajos de mejora en infraestructuras preexistentes. Ya hay unos 1.046 kilómetros de barreras a lo largo de esa frontera.

El nuevo sistema estará hecho con lo que el CBP describe como una combinación de "barreras de acero, carreteras para todo tipo de clima, iluminación, cámaras de seguridad y otras tecnologías relacionadas".

La frontera entre Estados Unidos y México tiene una extensión de más de 3.000 kilómetros y, aunque Trump originalmente dijo que el muro cubriría toda esa distancia, aclaró luego que obstáculos naturales como montañas y ríos ayudarán a cubrir algunas partes.

Las construcciones previstas en varias ciudades fronterizas deberían ayudar a levantar el muro en un futuro próximo. El objetivo del gobierno es contar con 819 kilómetros del "nuevo sistema de muro fronterizo" listo para finales de 2020.

Aunque el avance en la construcción ha sido lento, Trump espera que las obras se aceleren.

Eso se debe a que los fondos disponibles crecieron de forma significativa desde sus primeros días en la Casa Blanca.

Sus esfuerzos iniciales quedaron atrapados en una serie de dificultades políticas y legales. A inicios de este año se produjo el cierre del gobierno más largo en la historia de Estados Unidos debido a que Trump se negó a firmar el presupuesto, a menos que este incluyera dinero para el muro.

El mandatario llegó incluso a declarar la emergencia nacional para liberar fondos con este fin.

Luego, las cosas mejoraron para él.

En julio, la Corte Suprema dio luz verde para que la presidencia redirigiera US$2.500 millones de fondo del Pentágono para usarlos en el muro. Y en septiembre, otros US$3.600 millones de recursos de Defensa quedaron disponibles.

Estos fondos y otros adicionales elevan la cantidad de dinero que puede destinar al muro hasta US$9.800 millones. Y puede haber más en camino. Medios estadounidenses dijeron que el gobierno considera redirigir para esta obra miles de millones de dólares destinados a gasto militar.


Descarga la aplicación

en google play en google play