Escúchenos en línea

Congresista latino cree habrá reforma migratoria el próximo año

Tucson, Arizona. Agencia EFE. | 2 de Abril de 2008 a las 00:00
El congresista Raúl Grijalva tiene la esperanza que con un nuevo presidente de EEUU se dé un cambio en el clima político que permita la aprobación de algún tipo de reforma que beneficie a los inmigrantes indocumentados. "Quizás no sea una reforma migratoria comprensiva como queríamos antes, pero la desesperación que se ve en estos momentos en las comunidades, la angustia, el miedo, nos obliga a buscar algún tipo de protección que les permita a los inmigrantes seguir trabajando y no ser separado de sus familias", sostuvo el miércoles a Efe Grijalva. El representante demócrata por Arizona dijo tener esperanzas que con la elección en noviembre de un nuevo presidente, cambie en el Congreso federal lo que calificó de "un clima envenenado" sobre el debate migratorio. Grijalva, quien ha dado su apoyo al senador Barack Obama en la contienda por la candidatura presidencial demócrata, sostuvo que la inmigración es un tema que debe ser enfrentado por el próximo gobierno. "Actualmente las perspectivas de una reforma migratoria no son nada alentadoras, acabamos de escuchar las declaraciones del senador Jon Kyl (R-Arizona), quien actualmente se encuentra en una posición muy poderosa en el Senado, que dijo que no habrá ninguna reforma migratoria este año", dijo Grijalva. "Nosotros, en el Congreso, actualmente estamos tratando de luchar contra la propuesta 'SAVE ACT', la cual considero es mucho peor que la propuesta Sensenbrenner", agregó. La medida "SAVE ACT", que fue presentada por los congresistas Heath Shuler (D-Carolina del Norte) y Tom Tancredo (R-Colorado), propone incrementar el número de agentes de la Patrulla Fronteriza y requiere que los empleadores en todo el país cotejen los datos de sus empleados a través del programa federal "E-verify". Además permite el entrenamiento de más fuerzas del orden local por parte de Inmigración. En 2005, el congresista James Sensenbrenner (R-Wisconsin) introdujo la iniciativa HR4437, la cual criminalizaba a todas aquellas personas que habían cruzado la frontera de manera ilegal y todas aquellas que los ayudan, pero que finalmente no fue aprobada. "SAVE ACT" establece medidas muy similares a la que actualmente se aplican en el estado de Arizona. El pasado 1 de enero entró en vigor en este estado una ley que obliga a todos los empleadores a verificar la elegibilidad de sus trabajadores por medio de "E-verify". Aquellos negocios que contraten a sabiendas a indocumentados podrían enfrentar la suspensión de sus licencias de operación hasta por diez días. En Arizona también son varias las agencias del orden que tienen acuerdos con el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) para trabajar en conjunto. Un ejemplo es la oficina del Alguacil del condado Maricopa, quien en los últimos dos fines de semana ha realizado operativos de vigilancia en las calles de Phoenix, que han dejado como saldo más de 50 inmigrantes indocumentados detenidos por haber cometido infracciones de tráfico. Varios de los agentes de esta dependencia fueron certificados por el ICE para cuestionar a una persona sobre su estatus migratorio. "Las leyes que están siendo aprobadas en Arizona y en todo el país en contra de la inmigración ilegal son una señal más de la urgencia de aprobar una reforma migratoria", finalizó Grijalva.

Descarga la aplicación

en google play en google play