Escúchenos en línea

Desfile se burló de niños inmigrantes enjaulados

Washington. Agencias | 3 de Diciembre de 2019 a las 15:49

El futuro de un desfile satírico en un pueblo costero de Delaware, que se burló del encarcelamiento en jaulas de niños inmigrantes, está en dudas en medio de un encendido debate de las autoridades locales sobre el derecho a la libertad de expresión.

El lunes por la noche, el consejo municipal de Middletown (con 20,000 habitantes y a 60 millas al sur de Filadelfia) fue incapaz de llegar a una decisión definitiva sobre el desfile del año que viene. El alcalde, Kenneth Branner Jr., señaló que la recomendación de los ciudadanos en contra de las sátiras podría violar la libertad de expresión.

El origen de la polémica se remonta al pasado desfile, que se celebra el 1 de enero, y en que participó un carroza burlándose de los niños migrantes separados en la frontera mexicana por el Gobierno que preside Donald Trump, que aparecían encerrados en jaulas.

Las imágenes provocaron una reacción muy crítica en las redes sociales, donde se consideró racista esta representación; legisladores estatales dijeron que las carrozas eran “divisivas, mezquinas y totalmente contrarias a los valores” de Delaware.

La carroza en cuestión –montada sobre un tráiler– mostraba lo que parecía ser dos niños enjaulados, uno con ropa interior sucia y otro con un lleva un sombrero de paja.

Una mujer la acompañaba vestida con un abrigo verde con letras blancas en la parte posterior diciendo: “¿A mí realmente no me importa, y a ti?”, similar al que usó la esposa del presidente, Melania Trump, cuando abordó un avión para visitar un refugio para niños inmigrantes en la frontera en 2018.

Un letrero blanco escrito a mano en el flotador decía: “”Centro de detención fronteriza”.

También había un póster de “Construiremos este muro” y un letrero de “Fiesta” ilustrado con sombreros.

El video del desfile circuló en internet, generando una controversia que rápidamente provocó una reunión en el ayuntamiento y protestas de más de 200 personas.

Los funcionarios municipales prometieron hacer cambios en el futuro. Se creó un comité de residentes, y después de reunirse públicamente durante meses, y de intentos de cancelar el desfile de 2020, el grupo presentó un borrador de recomendaciones.

Estas incluyen prohibir imágenes o contenido que contengan “desnudos, blasfemias, obscenidades, drogas ilegales, violencia, obscenidad u odio, que sean vulgares”.

El desfile existe en la ciudad desde 1971, como parodia del desfile de la vecina Filadelfia.

El alcalde ha dicho que el abogado municipal sugerirá cambios a las pautas propuestas para el desfile el 18 de diciembre.


Descarga la aplicación

en google play en google play