Escúchenos en línea

La oposición india se moviliza nuevamente contra la polémica ley de ciudadanía

Nueva Delhí. Agencias | 28 de Diciembre de 2019 a las 15:51

La oposición india salió hoy a la calle en varias ciudades del país para protestar contra una polémica enmienda legal que busca dar la ciudadanía a inmigrantes pero excluye a los musulmanes, en medio de una ola de protestas en las últimas semanas que dejaron 25 muertos.

El histórico Partido del Congreso de la dinastía Nehru-Gandhi protestó en ciudades como Guwahati, en el noreste, o Bombay, en el oeste, donde hubo nuevas manifestaciones lideradas sobre todo por la sociedad civil y en las que las mujeres están en primera línea.

"El manejo de la situación del (gobernante) Bharatiya Janata Party es completamente erróneo. Si el público quiere demostrar lo que siente de forma pacífica, entonces no hay necesidad de recurrir a la violencia o disparar", dijo uno de los líderes del Congreso, Rahul Gandhi, en un concurrido acto político en el estado de Assam, reportó la agencia de noticias EFE.

En esa región, como en el resto de estados del noreste, se registraron manifestaciones contra una enmienda a la Ley de Ciudadanía aprobada por el Parlamento el 11 de diciembre.

El texto busca dar la nacionalidad a inmigrantes irregulares de Afganistán, Pakistán y Bangladesh pertenecientes a las religiones hindú, sij, budista, jain, parsi y cristiana. Según sus críticos, excluye a los musulmanes y es contraria a los fundamentos laicos de la India.

En el noreste de la India, donde se produjo al menos cuatro de las 25 muertes en las protestas, las razones para manifestarse son otras: la población teme que la enmienda abrirá las puertas a una llegada masiva de inmigrantes (sin importar su religión) que pondrá en peligro la identidad de la región.

El Gobierno defiende que el texto es necesario para regularizar la situación de los inmigrantes de países vecinos pertenecientes a minorías religiosas.

La enmienda legal despertó el temor entre los musulmanes de la India, casi 200 millones de personas, de ser tratados como ciudadanos de segunda clase.

A ella se añade la intención declarada del Ejecutivo de llevar a cabo un censo para identificar a los habitantes legales en el país asiático, similar al realizado en agosto en Assam y que excluyó a más de dos millones de personas.

El primer ministro, Narendra Modi, defendió la semana pasada que no hay ningún vínculo entre las dos y que el Registro Nacional de Ciudadanos no fue aún debatido.


Descarga la aplicación

en google play en google play