Escúchenos en línea

Advierten campañas anti-inmigrantes hacen perder votos

Washington. Agencia EFE. | 16 de Abril de 2008 a las 00:00
El Consejo Nacional de la Raza (NCLR, por sus siglas en inglés) ha asegurado este miércoles que las campañas electorales con políticas anti-inmigrantes hacen perder votantes. En un acto en Washington, la presidenta de esta organización de defensa de los derechos civiles de los latinos en EEUU, Janet Murguía, ha desafiado la creencia, tradicionalmente aceptada, que la inmigración es un tema de división en las elecciones presidenciales estadounidenses. "Los resultados muestran que este pensamiento no podría ser más erróneo, -ha manifestado- ya que la mayoría de las campañas contra el colectivo inmigrantes han fracasado". A modo de ejemplo, Murguía ha señalado que los candidatos que adoptaron posiciones más estrictas frente los temas migratorios han quedado fuera de la carrera hacia la Casa Blanca. Según la organización, estas iniciativas anti-inmigrantes no sólo paralizan su voto general sino que además impulsan a que los votantes latinos salgan a reivindicar sus derechos. Asimismo, la presidenta del NCLR ha recordado la importancia que el voto latino está teniendo en el proceso de las primarias y el "decisivo papel" que jugará en las elecciones del próximo mes de noviembre. "Como estamos teniendo un rol significativo en la elección de los candidatos para ambos partidos, -ha anotado- esperamos también poder escoger el Senado, la Cámara de Representantes y los gobernadores estatales que mostrarán coraje y liderazgo en erradicar el odio del debate inmigratorio". Murguía ha remarcado el incremento de votantes latinos en los últimos años, al pasar de 4,9 millones en 1996 a una previsión de 10 millones en 2008. En esta línea, la organización ha vuelto a hacer hincapié en el sentimiento de odio hacia la población inmigrante, impulsado tanto por algunos grupos, autoridades, políticos y medios de comunicación. "Su severa retórica ha envenenado el debate inmigratorio, al acusar, no sólo a los inmigrantes sino también a los latinos de amenazar el estilo de vida estadounidense", afirmó Murguía. Según esta asociación, en diferentes medios se emplea una terminología popular en código clave para referirse despectivamente a inmigrantes y latinos. Como ejemplo de este vocabulario, el NCLR señala los términos "ejército de invasores", "multitud masiva", "enjambre", "horda" o "fuerza invasora", utilizados para calificar a los inmigrantes. Por otra parte, Murguía ha recordado que a pesar de que la mayoría de latinos que viven en el país son ciudadanos estadounidenses o residentes legales, la comunidad latina entiende que esta situación concierna a todo el mundo. "Uno no necesita ser inmigrante -ha señalado- para estar horrorizado de que 13.000 niños estadounidenses hayan sido separados de sus padres como consecuencia de redadas". Al respecto, la presidenta del NCLR ha manifestado "la vergüenza" que todos los ciudadanos deberían sentir ante tales acciones y palabras. Por este motivo, la asociación está llevando a cabo una campaña con la intención de educar a la población estadounidense en cuanto el uso del lenguaje, con la expectativa de disminuir la creciente ola de violencia en contra de la comunidad latina. Bajo el nombre de "Podemos parar el odio", esta iniciativa pretende unir a todos los ciudadanos del país en la lucha contra las voces de odio, así como rechazar las políticas de división y apoyar aquellos candidatos y representantes políticos que abogan por soluciones legítimas. En 2006, el 62,4 por ciento de los 1.233 delitos de odio cometidos en los Estados Unidos contra grupos étnicos tuvieron como blanco a los latinos, según datos de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés).

Descarga la aplicación

en google play en google play