Escúchenos en línea

Yihadistas aprovechan la presión migratoria en Grecia para entrar en Europa

Atenas. Agencias | 5 de Marzo de 2020 a las 16:04

La presión migratoria que sufre Grecia, por el cambio de actitud de Turquía sobre los refugiados sirios, podría ser utilizada por yihadistas para entrar en Europa con el fin de cometer atentados, según han informado a LA RAZÓN fuentes antiterroristas. Recuerdan que los autores de acciones criminales en Francia y Bélgica utilizaron en su momento la vía migratoria colarse en el continente.

La llegada masiva de refugiados hacia Grecia, fruto del anuncio del premier turco, Recep Tayyip Erdogan, de no vigilar su frontera Occidental, no ha pasado inadvertida a las bandas yihadistas, en especial Isis, que ven en esta auténtica “estámpida” una oportunidad para enviar combatientes a Europa.

Las fuentes consultadas recuerdan que entre los autores de los atentados de Paris del 13N de 2015, había varios terroristas que habían llegado, como supuestos inmigrantes, a través de la isla de Leros, donde no fueron detectados por las autoridades helenas.

Ahora, la postura de firmeza de Atenas dificulta que se puedan colar, pero no se puede descartar que, en cualquier momento, si la frontera es desbordada o se adopta una postura más flexible, puedan entrar.

En los servicios internacionales antiterroristas existe la sospecha desde hace tiempo de que el Estado Islámico mantiene a elementos infiltrados con el fin de tener datos de lo que ocurre y aprovechar cualquier coyuntura que les sea favorable.

Nadie puede garantizar que, en las decenas de autobuses, gratuito para los refugiados, taxis y vehículos particulares que se trasladan hacia la frontera griega no pueda haber terroristas, que intenten entrar por los pasos fronterizos, si fuera posible, o a través del río Evros.

Según informaciones provenientes de los servicios secretos húngaros y alemanes, a comienzos del verano de 2015, el Estado Islaámico había enviado a un individuo de nacionalidad argelina para estudiar la viabilidad de las rutas de la inmigración. Pasó de Turquía a Grecia, y luego a Macedonia, Serbia y Hungría.

El belga Salah Abdeslam, único superviviente de los atentados de París y que fue arrestado en Bruselas en marzo pasado y actualmente está encarcelado en Francia, se encargó de ir a buscar entre el 30 de agosto y el 2 de octubre de 2015 a otros miembros del comando que se estaba constituyendo. Habían entrado en Europa con falsos pasaportes sirios, camuflados entre los inmigrantes que cruzaban el Mediterráneo para llegar a Grecia.

Las Fuerzas de Seguridad de Austria detuvieron, meses después, a dos individuos en cuyo poder se encontraron números de teléfono ded este país, griegos, italianos, ingleses, franceses, alemanes, belgas, turcos y, lo que es más preocupante, españoles. Se comprobó entonces que los arrestados iban a haber participado en los citados atentados de la capital francesa. Adel Haddadi y Muhamad Husman, que así se llaman, se habían reunido, dos meses antes del 13N, en la ciudad siria de Raqqa, con el entonces responsable de las “acciones en el exterior” del Estado Islámico, Abu Ahmad. Allí también estaban algunos de los terroristas de París.

Los pasaportes falsos utilizados por los terroristas dieron las pistas de que habían llegado a Europa a través de la isla de Leros. Fueron revisados los 200 documentos utilizados por los que arribaron en esas fechas a Grecia y la Policía austriaca descubrió que tenía en un campo de refugiados a dos peligrosos terroristas, que estaban a la espera de recibir nuevas órdenes, una vez que no habían podido participar en los atentados del 13N. Al ser arrestados, se encontró en su poder dos billetes de tren Viena-París, lo que demuestra que mantenían la voluntad de seguir cometiendo atentados terroristas. Ya habían recibido dinero de su responsable en Siria.

De la atención con que" sigue Isis el asunto de los refugiados da prueba el comentario que inserta esta misma tarde en su semanario Al Naba 224. “Erdogan juega con los desplazados. El tirano turco amenazó con permitir que miles de ellos que fluyan hacia Europa a través de la frontera. Utiliza la crisis de las personas desplazadas para presionar a Europa a apoyarle en su lucha (contra los yihadistas)”.


Descarga la aplicación

en google play en google play