Escúchenos en línea

Religiosos critican inacción ante crisis migratoria en Alemania

Berlín. Prensa Latina | 10 de Marzo de 2020 a las 12:33

El cardenal alemán Reinhard Marx, criticó este martes al presidente de Turquía, Recep Tayid Erdogan, por la crisis migratoria generada en la frontera común con Grecia.

Marx, también arzobispo de Munich y Frisinga, ambas al sur de esta capital, condenó a través de un comunicado institucional la negativa de Europa a recibir miles de niños víctimas del diferendo y expresó que no se trata de la apertura descontrolada de la frontera sino de tener presente la necesidad concreta de los migrantes.

El éxodo de irregulares procedentes de la nación euroasiática ocurrió tras un anuncio del presidente turco, el pasado 28 de febrero, de cancelar los controles de seguridad en la zona fronteriza tras una escalada de enfrentamientos en la provincia siria de Idlib.

Tal situación recibió críticas de directivos de la Unión Europea (UE), quienes acusaron a Ankara de usar a los indocumentados como un medio para chantajear al bloque.

Heinrich Bedford-Strohm, presidente de la Iglesia Evangélica de Alemania, expresó en otro comunicado que en lugar de encontrar soluciones humanitarias en las que todos los países europeos asuman responsabilidad, con gases lacrimógenos se ataca a hombres, mujeres y niños que buscan protección.

El gobierno germano, encabezado por la canciller federal, Angela Merkel, decidió la víspera recibir a más de mil infantes alojados en precarias instalaciones enclavadas en las isla griegas del Mar Egeo.

Siete alcaldes enviaron una misiva a Merkel la semana anterior manifestando tal intención, tras una decisión de la cámara baja del Parlamento que rechazó una propuesta del partido Los Verdes sobre el tema argumentando que la solución a la crisis fronteriza debe articularse en el marco de la UE.

Piden considerar cierre de escuelas en Costa Rica por COVID-19 Piden considerar cierre de escuelas en Costa Rica por COVID-19 Piden considerar cierre de escuelas en Costa Rica por COVID-19

10 de marzo de 2020, 12:14 San José, 10 mar (Prensa Latina) La Asociación de Profesores de Segunda Enseñanza (APSE) llamó hoy a las autoridades educativas de Costa Rica a considerar el cierre inmediato de las escuelas para evitar posible propagación del COVID-19.

 

En un comunicado de prensa divulgado en redes sociales, ese sindicato pide a su afiliación estar alerta y seguir las indicaciones emitidas por el Ministerio de Salud y el Ministerio de Educación Pública (MEP) ante la presencia del coronavirus COVID-19 en el país, donde hay 13 casos confirmados y 11 sospechosos.

Pero, prosigue, también hacemos un llamado vehemente a las autoridades del MEP a considerar el cierre inmediato de las instituciones educativas como medida de prevención por el posible contagio de esta enfermedad, y no esperar a que se presenten los casos como se está haciendo en este momento, ya que esta no es una medida preventiva sino reaccionaria.

La APSE sostiene que por la confirmación de casos en Costa Rica es evidente que estamos en la etapa del contagio y para nosotros son tan importantes nuestros estudiantes y sus familias como el personal institucional y la población en general.

Para evitar una rápida propagación del COVID-19 en el país, el Gobierno aplica desde hoy diferentes medidas, como el teletrabajo en el sector público y su recomendación para que sea replicado también en el sector privado, los trenes de pasajeros no podrán exceder el 60 por ciento de su capacidad y se suspenden todos los eventos masivos.

Además de la suspensión de conciertos, congresos, reuniones y 17 actividades turísticas, los partidos de fútbol del Torneo Clausura 2020 de la primera división se jugarán a puerta cerrada, al igual que el Clasificatorio Continental Olímpico y Paralímpico de Taekwondo que comenzó hoy en el Palacio de los Deportes, con atletas de 40 países de América.

En conferencia de prensa el presidente Carlos Alvarado señaló este lunes que esas medidas fueron adoptadas por el Centro de Operaciones de Emergencias (COE) en su primera sesión de análisis y evaluación de la situación en el país por el COVID-19.

Alvarado insistió que son medidas preventivas para evitar una propagación de la enfermedad y refirió que, por ahora, no será suspendido el curso escolar.

Sin embargo, puntualmente algunos centros educativos pudieran cerrar sus puertas como ya lo hicieron tres de esta capital, por presentar casos positivos de la enfermedad.

El presidente tico reiteró la necesidad de que la población adopte las medidas higiénicas previstas para reducir la posibilidad de transmisión de este nuevo coronavirus.


Descarga la aplicación

en google play en google play