Escúchenos en línea

Falta de protocolo pone en riesgo de contagio por coronavirus a miles de inmigrantes

Washington. Agencias | 12 de Marzo de 2020 a las 15:02

Mientras los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) vigilan de cerca el brote de coronavirus que se extiende por más de 100 países, aquí en Estados Unidos las preocupaciones aumentan, no tanto por la peligrosidad de contagio del virus, sino errores en los protocolos de prevención.

“Sugerimos a los jueces que publiquen algunos carteles con información sobre el virus en las puertas de sus salas de audiencias”, dice a Univision Noticias Dana L. Marks, presidenta honoraria de la Asociación Nacional de Jueces de Inmigración (NAIJ).

Pero tras la colocación de los anuncios e información elaborados por el gobierno, “descubrimos que la Oficina de Revisión de Casos de Inmigración (EOIR o Corte de Inmigración) había ordenado el retiro inmediato de esos carteles”, agregó.

No fue sino hasta el siguiente día, martes, que los administradores de la Corte “obtuvieron el permiso 'oficial' para publicar prácticamente los mismos artículos con las misma información”, indicó Marks.

La Asociación denunció el bloqueo a la información de los CDC en su cuenta de la red social Twitter: “NAIJ había recomendado a los jueces de inmigración que publicaran en los tribunales las versiones en inglés y español de los carteles de los CDC ‘Stop the Spread of Germs’ y ‘Symptoms of Coronavirus Disease 2019’. EOIR ordenó que fueran removidos”.

En un segundo mensaje, escribió: “Aquí hay enlaces a las versiones en inglés de los volantes ofensivos”.

Marks también dijo que, hasta el miércoles por la noche, a los jueces de inmigración “No se nos ha brindado ninguna guía además de esa información (proporcionada por los CDC), a pesar de muchas preguntas formuladas a la gerencia” del EOIR.

“LA NAIJ está muy preocupada por el público y nuestro personal a la luz de este fracaso por parte del gobierno para tomar medidas activas y aumentar la información”, añadió Marks.

También dijo que los jueces de inmigración, unos 440 en total, “no hemos sido informados de ningún plan de contingencia. No senos ha proporcionado ningún suministro tal como desinfectante para manos, pañuelos de papel o productos de limpieza antibacterianos”.

“El gobierno nos limita a hacer anuncios formales o tomar medidas que no sean caso por caso, juez por juez, lo que, comprensiblemente, ha llevado a una confusión masiva por parte del público y los abogados que comparecen ante los tribunales”, puntualizó.

Las cortes de inmigración tienen acumulados alrededor de 1.2 millones de casos. En 2018 el gobierno de Donald Trump les impuso una cuota anual de 700 casos por año a cada juez, una medida extrema para descongestionar los tribunales.

En promedio, cada juez tardaría 3.1 años en resolver la totalidad de los juicios acumulados hasta ahora, sin recibir nuevos expedientes hasta evacuar la totalidad de los casos.

Pero la NAIJ advierte que la cuota así como la aceleración de los procesos y la implementación de la política migratoria de tolerancia cero, amenazan al debido proceso porque impiden que los inmigrantes tengan oportunidades para defender sus casos de asilo o de permanencia legal en Estados Unidos.


Descarga la aplicación

en google play en google play