Escúchenos en línea

Grecia niega las acusaciones de que opera "sitios negros" donde maltrata a los migrantes

Atenas. Agencias | 12 de Marzo de 2020 a las 15:51

El ministro de Relaciones Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu, siguió con la retórica de Ankara que acusa a Grecia de utilizar fuerza excesiva contra los migrantes en la frontera entre los dos países y tuiteó un artículo de The New York Times sobre presuntos maltratos, citando a su homólogo griego, Nikos Dendias.

El artículo alega que Grecia opera "sitios negros" donde los migrantes son sometidos a maltratos y humillaciones. Según el periódico, los migrantes que intentan ingresar a Grecia son capturados, despojados de sus pertenencias, golpeados y devueltos a Turquía sin el debido proceso.

"¿Ha visto esto?", Cavusoglu escribió en un tuit con un enlace al texto dirigiéndose a Dendias.

Atenas, por su parte, insiste en que el artículo es falso y asegura que, describiendo como inhumano el trato de Grecia hacia los inmigrantes que se concentran en la frontera, el periódico no hace más que "difundir noticias falsas".

Crisis fronteriza

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, anunció este miércoles que mantendría la frontera de Turquía abierta para los refugiados hasta que la Unión Europea cumpla con todas las disposiciones del acuerdo alcanzado en 2016, entre ellas la actualización de la unión aduanera y la asistencia financiera.

El pasado 29 de febrero, Turquía abrió los pasos fronterizos con la Unión Europea a los refugiados sirios en medio de las tensiones con Damasco, lo que, a su vez, derivó en la concentración de miles de personas en las fronteras de Grecia, cuyas fuerzas de seguridad los repelieron con dureza para evitar su entrada.

Ankara estima en unos 150.000 los refugiados que partieron hacia el país vecino desde que abrió las fronteras.

Además, el mandatario turco acusó a Atenas de comportarse como los nazis por usar la fuerza contra los migrantes y refugiados que intentan cruzar la frontera desde Turquía. "No hay diferencia entre lo que hicieron los nazis y esas imágenes de la frontera griega", dijo Erdogan.

Grecia ha negado el uso de la violencia y acusó a Turquía de empujar a personas desesperadas a realizar intentos peligrosos de ingresar a Europa.

Atenas también acusa a Ankara de empujar deliberadamente a los refugiados a Grecia e incluso de ayudarlos a cruzar ilegalmente las fronteras. Otros Estados de la Unión Europea expresaron su apoyo a Grecia, declarando que Erdogan usa a los refugiados como "un arma y una herramienta de presión".

Bajo el acuerdo de 2016, Ankara se comprometía a no permitir que los refugiados ingresaran a Europa a cambio de recibir 6.000 millones de euros (unos 6.800 millones de dólares) para ayudar a reasentar a las personas desplazadas. Turquía, sin embargo, acusó al bloque comunitario de no cumplir sus promesas financieras.


Descarga la aplicación

en google play en google play