Escúchenos en línea

Miles de inmigrantes afectados por suspensión de trámites presenciales en España

Madrid. Agencias | 16 de Marzo de 2020 a las 15:40

La crisis del coronavirus dará ahora un nuevo motivo de preocupación a los inmigrantes que tramitan la regularización de su situación.

No solo deben afrontar los temores al contagio, las restricciones de circulación y los problemas de suministro de bienes básicos. Las medidas anunciadas por el Gobierno también supondrán un nuevo obstáculo para la obtención o renovación de documentos.

Específicamente, dos medidas supondrán problemas para los inmigrantes: las restricciones de atención presencial y la suspensión de los procesos administrativos.

Las medidas aprobadas por el Consejo de Ministros afectan principalmente a quienes más dependen de las gestiones de la Administración, y en la línea de fuego están los extranjeros.

El nuevo entorno empeora una situación que ya era precaria. La falta de personal en las oficinas de extranjería y la necesidad de un sistema más eficiente y menos burocrático ha ralentizado los procesos de los inmigrantes para adquirir cita previa y realizar sus trámites.

Esta situación afecta a estudiantes extranjeros que deben mantener su documentación al día para proseguir sus actividades académicas y a inmigrantes en el proceso de regularizar su estatus.

Sin documentos, el estudiante puede perder la oportunidad de optar a becas, inscribirse en cursos o, peor aún, permanecer en el país. Para el inmigrante, la situación es igual o peor. No puede optar a un empleo formal o se expone a perder el que tiene. Tampoco puede alquilar una vivienda y, finalmente se enfrenta a la posibilidad de ser deportado.

Cancelación de cuentas bancarias, imposibilidad de retornar a España si necesitan viajar, dificultades para acceder a servicios básicos son algunas de las consecuencias a las que se enfrentan si no tienen los documentos en regla.

Este domingo el Gobierno anunció la suspensión de los términos y se la interrupción de los plazos de los procedimientos administrativos en curso, hasta que cese la vigencia del Real Decreto.

La medida fue tomada “con el fin de concentrar los recursos del Sector Público en aquellas actividades esenciales para el funcionamiento del Estado, al tiempo que se preserva la integridad y salud de los empleados públicos”, informó la Moncloa a través de un comunicado.

La suspensión es extensiva a la tramitación de los procedimientos de las entidades del Sector Público, hasta la fecha en que pierda vigencia el Real Decreto o, en su caso, las prórrogas del mismo.

Se aplicará a todo el Sector Publico definido en la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas.


Descarga la aplicación

en google play en google play