Escúchenos en línea

Se desploman los cruces en la frontera mientras México y EE.UU. disputan qué hacer con miles de migrantes

Ciudad de México. Agencias | 23 de Marzo de 2020 a las 10:57

Miles de migrantes viven horas de confusión e incertidumbre después de que Estados Unidos aplicara a partir del pasado sábado severas medidas restrictivas de acceso al país por la frontera sur justificadas como necesarias en la lucha contra la expansión del coronavirus.

Chad Wolf, secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional, dijo el domingo en la cadena Fox que la idea es rechazar a todo migrante que intente entrar en Estados Unidos ilegalmente desde México o Canadá, y que tras adoptar esta decisión los cruces fronterizos irregulares se desplomaron hasta un 50%.

Sin embargo, México ha dicho que solo aceptaría hacerse cargo de ciudadanos propios y de migrantes centroamericanos que no estaban previamente bajo custodia de las autoridades migratorias estadounidenses, y que tampoco recibiría a menores de edad y persona mayores.

"Si nos devuelven personas que no son mexicanas o centroamericanas, México no las aceptaría", dijo el viernes el canciller mexicano Marcelo Ebrard "Estados Unidos se hará cargo de ellos", agregó.

[Qué significa que Estados Unidos y México sellen su frontera por el coronavirus y quién puede cruzar]

No queda claro del todo qué va a pasar con los migrantes que no proceden de El Salvador, Honduras y Guatemala, apunta la agencia de noticias The Associated Press. Entre enero y febrero, llegaron por ejemplo a la frontera sur cerca de 6,000 brasileños y 1,200 chinos, según los datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza. Según Mark Morgan, jefe interino de CBP, los migrantes rechazados tienen que ser devueltos “con celeridad” al país del que proceden.

En el lado mexicano de la frontera, crece la preocupación por la posibilidad de que el flujo de los migrantes que llegan hasta allí y los expulsados de inmediato por Estados Unidos, junto a los que esperan en esta zona la resolución se sus solicitudes de asilo al país vecino por la política Remain in Mexico de la administración del presidente, Donald Trump, generen un hacinamiento todavía mayor en la zona y en los refugios destinados a su acogida.

"Tenemos a 300 personas en el refugio y ya no podemos asumirlo. Llevamos una semana sin que Estados Unidos haya reclamado a personas y si no lo hace, vamos a estar abarrotados", explicó a AP Héctor Joaquín Silva, director del refugio Senda en Reynosa, ciudad que limita con McAllen, Texas.

Los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), emitieron el viernes una orden en vigencia por 30 días que impide el acceso a Estados Unidos a cualquier persona que cruce ilegalmente la frontera.

La medida se justifica en parte porque los migrantes atrapados por las autoridades migratorias están retenidos en lugares cerrados y no hay suficiente personal o espacio adecuado para mantenerlos a una distancia de seguridad entre cada individuo y para detectar la enfermedad.

Además, los inmigrantes sospechosos de tener COVID-19, la dolencia provocada por el coronavirus, son enviados a hospitales locales, lo que aumenta la posibilidad de que el patógeno se transmita a otras personas, advirtieron los CDC.

"No le vamos a poner bajo nuestra custodia", dijo Wolf el sábado por la noche en Fox News en una referencia ideal a los migrantes sin papeles. “No sabemos nada de usted. No tiene documentos, no lo llevaremos a nuestras instalaciones y le expondremos al personal de CBP y al pueblo estadounidense, así como a los inmigrantes ”, agregó.

Al día siguiente, afirmó en la misma cadena de televisión que los cruces ilegales se habían desplomado tras la adopción de estas medidas, y agregó que en realidad la frontera no está cerrada, sino que sigue abierta para el tráfico comercial.

Piden la liberación de las familias bajo custodia mientras muere otro migrante

En Estados Unidos, defensores de los inmigrantes presentaron una demanda en Washington para solicitar la liberación inmediata de las familias migrantes de los centros de detención por la preocupación de que reciban una atención inadecuada y permanezcan un entorno propicio para un brote.

Los defensores de los inmigrantes presentaron una demanda en Washington DC solicitando la liberación inmediata de las familias migrantes de los centros de detención por la preocupación de una atención inadecuada y un entorno propicio para un brote, al alegar que estas no representan una amenaza para la seguridad nacional.

La web informativa BuzzFeed News reporta que un hombre de 42 años y nacionalidad mexicana murió este sábado en un hospital de Texas mientras se encontraba bajo custodia del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés). Se trata de la décima persona que pierde la vida mientras está detenida por esta agencia en lo que va de año fiscal (que empezó en octubre de 2019). En el anterior, en total murieron ocho.


Descarga la aplicación

en google play en google play