Escúchenos en línea

Save the Children advierte sobre la extrema vulnerabilidad de los migrantes

Madrid. Agencias | 24 de Marzo de 2020 a las 15:44

Save the Children ha pedido a las administraciones que garanticen la salud y el bienestar de la infancia y de las familias migrantes y refugiadas durante el confinamiento, puesto que son un colectivo muy vulnerable.

Tras el anuncio de ampliación del estado de alarma, la organización ha advertido especialmente sobre la situación de sobreocupación de los Centros de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Ceuta y Melilla, Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE), Centros de Acogida de Refugiados (CAR) y centros de protección de menores, donde "la masificación supone un riesgo para la salud del personal y de los internos".

Save The Children ha afirmado que la capacidad del CETI de Melilla se ha superado en un 112 %, ya que sólo dispone de 782 plazas mientras que hay 1.659 personas conviviendo en un espacio muy reducido, de las que 200 son niños.

La directora de sensibilización y políticas de Infancia de Save the Children, Catalina Perazzo, ha advertido de que "la falta de espacio en estos centros impide garantizar las medidas para la prevención del contagio" y ello "puede generar estrés y malestar a los menores y desembocar en un incremento de tensión y conflictividad".

Para la infancia tutelada por el Estado, la ONG ha propuesto facilitar la acogida en pequeña escala en pisos o centros de menor tamaño para evitar masificación en los centros.

Otras de sus propuestas son prorrogar las tutelas y la acogida hasta la finalización del estado de alarma para los menores que cumplan 18 años, por la vulnerabilidad causada por el cumplimiento de la mayoría de edad y el abandono del sistema de protección.

Para ellos, Save the Children ha reclamado que sigan la acogida en los centros de día y de acogida humanitaria durante el estado de alarma, además de que sigan los equipos de mediación en la calle para fortalecer el vínculo con las instituciones.

La organización ha recordado que muchas familias viven a la espera de formalizar su solicitud de asilo y para ellas ha pedido espacios de alojamiento alternativos, puesto que el sistema de acogida ya había alcanzado su capacidad máxima antes de la crisis sanitaria.

La organización ha demandado asimismo una prórroga de las ayudas económicas para las personas que se encuentran en los programas de acogida de protección internacional y de ayuda humanitaria.

Save the Children también ha advertido de que la actual paralización de los procedimientos de extranjería puede dificultar el acceso a la sanidad y las prestaciones sociales de los migrantes.

Por ello, Save the Children ha pedido suspender los efectos de la caducidad de los permisos administrativos y habilitar los mecanismos necesarios para continuar tramitando las citas de extranjería más urgentes y permitir el proceso telemático de todos los documentos.


Descarga la aplicación

en google play en google play