Escúchenos en línea

Persiste cruce fronterizo entre Haití y Dominicana, pese a Coronavirus

Puerto Príncipe. Prensa Latina | 25 de Marzo de 2020 a las 09:38

Pese a la gradual expansión del coronavirus SARS-CoV-2 en la isla La Española, autoridades dominicanas continúan devolviendo a haitianos irregulares, indicó este miércoles el Grupo de Repatriados y Refugiados (GARR).

A finales de la semana pasada, el gobierno de Haití decretó el cierre fronterizo, tras detectarse los primeros casos positivos de la Covid-19 en el país, y días después su homólogo dominicano tomó medidas similares. Sin embargo, la organización denunció que los oficiales llevan a los migrantes indocumentados hacia las cercanías del limítrofe.

Como las fronteras están cerradas, las autoridades dominicanas no pueden dar un manifiesto a las autoridades haitianas. Por ejemplo, conducen a los retornados a la plaza de Elías Piñas. Una vez allí, se reúnen cerca de la barrera que da acceso al territorio, aseguró Geralda Sainville Lubin, jefa de Comunicaciones del GARR.

Según la institución, desde el inicio de la crisis al menos mil 424 haitianos cruzaron la frontera, voluntarios y deportados, mientras otros grupo son jornaleros.

Lubin criticó la falta de vigilancia sanitaria en el área que divide a los dos países, mientras continúa en aumento la Covid-19 en la vecina República Dominicana, que registró 312 casos positivos y seis fallecidos.

Al cierre del martes último, Haití reportó siete contagios en los departamentos Oeste, Sudeste y Artibonite, y un centenar de personas se encuentran en cuarentena institucional o residencial, informaron las autoridades.

Lubin también alertó sobre los jornaleros que viajan diariamente a la República Dominicana. 'No pasan por las puertas oficiales, que están cerradas, sino por puntos no oficiales' en Malpasse, Belladère o Ouanaminthe, subrayó.

Aunque señaló que la precaria situación económica de la población obliga a estas personas a trabajar, insistió en la necesidad de fomentar un comportamiento responsable.

Estos trabajadores se escapan de los oficiales de investigación del ministerio de Salud, por eso creemos que la vigilancia debe ser sistemática, enfatizó.

El jueves pasado, el presidente haitiano, Jovenel Moïse, decretó el estado de emergencia sanitaria que implica el cierre de escuelas, universidades, centros de formación, fábricas y lugares de culto, además de la prohibición de reuniones de más de 10 personas.

El primer ministro Joseph Jouthe anunció que se considera una ayuda económica para empleados afectados por el estado de emergencia sanitaria, con el pago de unas vacaciones parciales, equivalentes a la mitad del salario de los trabajadores.


Descarga la aplicación

en google play en google play