Escúchenos en línea

Arizona pide más fondos para luchar contra delitos en la frontera

EFE. Desde Tucson, Arizona. | 26 de Agosto de 2006 a las 00:00
El volumen de trabajo que tienen las agencias policiales en los condados fronterizos para combatir los delitos relacionados con la inmigración ilegal es tal que la gobernadora de Arizona, Janet Napolitano, ha solicitado un fondo adicional. Napolitano envió este jueves una carta al Secretario de Seguridad Nacional (DHS en inglés), Michael Chertoff, en la que solicita la liberación de un fondo de emergencia de 15 millones de dólares aprobado por el Congreso como parte de la Operación "Stonegarden". Este operativo fue puesto en marcha para ayudar a los estados fronterizos con México a combatir los delitos relacionados con el flujo migratorio ilegal como son secuestros, asaltos, asesinatos y accidentes de tráfico. El pasado 15 de mayo, el presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, anunció un fondo de emergencia suplementario como parte de la iniciativa de una Reforma Migratoria Comprensiva para proteger la frontera, informó la oficina de Napolitano en un comunicado. A pesar de que este dinero fue aprobado a nivel federal hace más de tres meses, aún no ha sido entregado a los estados fronterizos. "Operation Stonegarden es un programa federal que ha demostrado ser efectivo para reducir el crimen relacionado con la frontera y ha ayudado a nuestras agencias del orden a incrementar la seguridad para los arizonenses que viven en las comunidades fronterizas", dijo la mandataria en la misiva enviada a Chertoff, que fue firmada por los alguaciles de los cuatro condados fronterizos con México. "Pero estos fondos son inútiles si continúan detenidos por la burocracia. Cada día que este fondo se retrasa, es un día muy tarde", enfatizó la gobernadora demócrata. Entre 2004 y 2005, Arizona recibió 822.000 dólares que sirvieron para incrementar el número de agentes policiales, lo que contribuyó al arresto de 536 de personas, la recuperación de 31 vehículos robados, el decomiso de 6.515 libras de marihuana y la confiscación de 16.000 dólares de dinero en efectivo. También se entregaron a la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP en inglés) a 1.871 inmigrantes indocumentados. En este año, el estado de Arizona estima que recibirá aproximadamente 800.000 dólares provenientes del mismo fondo federal y que se destinarán al pago del tiempo extra de agentes del orden, que aumentarán su presencia en puntos generalmente utilizados por el narcotráfico y los traficantes de indocumentados. El desierto de Arizona ha sido calificado como el punto "más vulnerable" en la frontera en los Estados Unidos para el cruce de inmigrantes indocumentados. Al término del año fiscal 2005, la Patrulla Fronteriza reportó el arresto de más de 500.000 indocumentados en esta región, lo que significo el 51 por ciento del total de arrestos hechos a lo largo de la frontera entre EEUU y México. El incremento en el flujo migratorio ha significado una carga más para los departamentos policíacos, que tienen que responder a llamadas de emergencia que van desde asaltos, robos a casas, hasta asesinatos y violaciones. El tráfico de drogas continúa siendo un serio problema en varias ciudades a lo largo de la frontera, a pesar de la presencia de agentes de la Patrulla Fronteriza, el uso de innovadora tecnología y la reciente llegada de soldados de la Guardia Nacional.

Descarga la aplicación

en google play en google play