Escúchenos en línea

Cinco aspectos clave sobre el nuevo paquete de estímulos que ayudará a migrantes

Washington. Agencias | 15 de Julio de 2020 a las 16:46

Es un hecho que habrá un nuevo paquete de estímulos para reactivar la economía y podría ser del orden mínimo de $1.3 billones de dólares, según un plan que barajan los republicanos con expertos de la Casa Blanca.

Sin embargo, el aspecto clave será la negociación con los demócratas, quienes aprobaron en la Cámara de Representantes la Ley HEROES, la cual pretende apoyos de hasta $3 billones de dólares para familias, empresas y gobiernos estatales, enfocados también en los trabajadores de primera línea ante la pandemia de coronavirus e inmigrantes.

Encabezados por el líder del Senado, Mitch McConnell, los republicanos integran varias propuestas en concordancia con el Gobierno del presidente Donald Trump, quien ha prometido un plan “generoso”.

Poco se sabe del proyecto de ley, pero aunque habría una ayuda directa a familias es posible que ésta sea limitada a los más pobres, es decir, personas que ganan menos de $40,000 dólares anuales.

Liderados por la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (California) y el líder del senado, Chuck Schumer (Nueva York), los demócratas impulsan la Ley HEROES, la cual fue aprobada en mayo pasado, pero fue detenida en el Senado.

Se trata de un generoso paquete de $3 billones de dólares en distintos niveles: $1,200 dólares por persona y $1,200 dólares por cada niño o dependiente, incluyendo a inmigrantes; pago especial para trabajadores esenciales; fondos para empresas, así como recursos para los estados.

Al tener mayoría en la Cámara, los demócratas obligarán al Gobierno del presidente Trump y a los republicanos en el Senado a negociar, a fin de aprobar al unísono un nuevo proyecto, tomando en cuenta algunas de las propuestas de la Ley HEROES.

Uno de los temas más complicados será la ayuda económica para inmigrantes indocumentados que pagan impuestos con número ITIN, algo que los republicanos rechazan.

Sin embargo, un tema al cual ponerle atención será el apoyo para hijos estadounidenses de indocumentados.

El Congreso tendrá un corto periodo de sesiones del 20 de julio al 7 de agosto, para luego tomar el descanso de verano.

El senador McConnell afirmó que la siguiente semana pondrán sobre la mesa su plan de ayuda, pero reconoció que las negociaciones serán complicadas, por lo que su aprobación podría tardar hasta el final del periodo.

La representante Pelosi incluso señaló que sus compañeros están dispuestos a aplazar el inicio del descanso de verano.

Tomando en consideración el último día del periodo de sesiones del Congreso, es decir el 7 de agosto, y tomando en cuenta los tiempos de procesamiento de los primeros pagos con la Ley CARES, es posible que las primeras ayudas sean enviadas la semana del 24 al 28 de agosto.


Descarga la aplicación

en google play en google play