Escúchenos en línea

Activistas demandan orden de liberación de emergencia para inmigrantes detenidos en centro Berks

Berks. Agencias | 18 de Julio de 2020 a las 16:52

Bajo un intenso sol de verano y con la mirada fija de oficiales de custodia, decenas de personas formaron parte de una extensa jornada de protesta por la liberación de los inmigrantes detenidos en el Centro Residencial a las afueras de Reading, Pensilvania.

Los defensores argumentaron que la falta de distanciamiento social, el equipo básico de protección, como máscaras y guantes, y la atención médica inadecuada alcanzaron el umbral para una orden de extracción de emergencia. El 8 de julio, el juez de la corte de la Mancomunidad de Pensilvania, Michael Wojcik, negó una solicitud de abogados que representan a familias en el Centro Berks de que sean liberados " para evitar una posible infección durante la pandemia COVID-19".

Para calificar, un proveedor de servicios sociales tiene que mostrar " incompetencia grave, negligencia, mala conducta en el funcionamiento de la instalación o agencia, o maltrato o abuso de clientes que puedan constituir un peligro inmediato y grave para la vida o la salud de los clientes".

El Departamento de Servicios Humanos del estado, que autoriza la instalación, negó esas acusaciones y dijo que una inspección remota reciente realizada a través de FaceTime no encontró evidencia de negligencia grave. La decisión del juez Wojcik afirmó ese argumento, diciendo que las entrevistas con el personal, los residentes y el inspector remoto respaldaron la posición del gobierno.

Extienden plazo

Después de que se les ordenó liberar a todos los niños bajo su custodia debido a la pandemia de coronavirus, los funcionarios de Inmigración y Control de Aduanas de EE. UU. argumentaron en contra de liberar a sus padres con ellos en nuevas presentaciones judiciales.

A medida que el coronavirus recorre entornos congregados como cárceles y hogares de ancianos, las llamadas se amplificaron para liberar a los inmigrantes detenidos en centros de detención familiar, incluido el Centro Residencial en el condado de Berks.

El 26 de junio, la jueza de distrito de los Estados Unidos, Dolly Gee, escribió que los centros de detención de inmigrantes familiares están "en llamas" debido a la pandemia y ordenó a ICE que libere a sus hijos antes del 17 de julio. Había cinco familias y un total de 16 personas detenidas en el Centro Residencial Familiar Berks a partir del 7 de julio, según documentos judiciales.

 

En su orden, el juez dijo que los niños podrían ser liberados con el consentimiento de los padres a un patrocinador familiar o que las familias podrían ser liberadas juntas. Esa elección ahora se cierne sobre su fecha límite.

En un proceso judicial diferente esta semana, los funcionarios de ICE argumentaron en contra de una petición para liberar inmediatamente a los niños con sus padres, refiriéndose directamente a la decisión de Gee.


Descarga la aplicación

en google play en google play