Escúchenos en línea

Policías española denuncian falta de protocolo de seguridad para recibir a los inmigrantes

Madrid. Agencia | 4 de Agosto de 2020 a las 09:45

La Comisión Ejecutiva Provincial del Sindicato Unificado de Policía (SUP) de Cádiz ante los últimos acontecimientos acaecidos, ha trasladado su hartazgo, descontento y temor que padecen los policías nacionales en la provincia de Cádiz, ante la pasividad de la administración y responsables policiales.

No han sido pocas las peticiones formuladas por este Sindicato para que ante la llegada de pateras a nuestras costas, se articulara por parte de la Dirección General de la Policía, de un Protocolo Específico de Actuación ante estos casos. Ya se ponía de manifiesto que en años anteriores la llegada de embarcaciones a nuestras costas, había producido un colapso en los servicios policiales, al verse del todo desbordados, ante la falta de un Protocolo de Actuación Integral.

Si lo anterior ya era de especial importancia, en el panorama actual con una pandemia sanitaria mundial, la problemática relatada se eleva a la enésima potencia, al poner en grave riesgo tanto a los agentes, como a los ciudadanos como a las propias personas que llegan a bordo de la embarcación.

Pues lo anticipado por este sindicato, no ha hecho sino materializarse en la tarde del día 20 de julio, donde llegaba a la playa de camposoto de San Fernando una embarcación con diecinueve personas de origen magrebí. Dichas personas una vez asistidas y socorridas en primera instancia por agentes de policía local de la localidad, fueron trasladadas hasta un lugar accesible por el resto de agentes que acudieron al lugar, entre ellos Policía Nacional de San Fernando y Guardia Civil.

«¿Qué se encontraron nuestros compañeros de Policía Nacional?, ¿Un Protocolo, Directrices Claras, Material de Protección Individual para preservar su Salud e Integridad?…. NO, el caos, la improvisación, la falta de medios, esa en la realidad con la que se encontraron de bruces», denuncia en el comunicado SUP.

No existe protocolo que marque los pasos a seguir y como actuar, qué pautas a seguir y garanticen la seguridad de todas las partes implicadas, pautas que doten de garantías no solo sanitarias, sino también jurídicas a los agentes actuantes, ya que en caso de ser contagiados con un posterior fatal desenlace, no es poco probable que se le achaque lo anterior a su falta de pericia.

Los agentes recuerdan como con el inicio de la pandemia, se decretó que todos los fallecimientos por causa del Covid-19 serían tratados como accidente laboral, con las repercusiones que ello conlleva, como por ejemplo ocurriría con la paga de viudedad. Pues no se tardó mucho en ser corregido lo anterior y comenzar a ser matizado y de este modo, solo pasar a ser considerado como accidente laboral, los casos en los que quedara clara la relación referida.

Pero para más inri, los agentes de policía nacional quedaron atónitos, cuando observaron como sus compañeros de Guardia Civil que también acudieron al lugar, procedieron a ponerse los trajes EPIS individuales desechables, trajes con los que habían acudido, además de otras medidas de seguridad acordes a las circunstancias.

Los agentes de Policía Nacional carecían de EPIS con los que llevar a cabo su cometido, tan solo portando sus uniformes reglamentarios, que hasta el momento tenemos la firme creencia que no los dotan de súper poderes, así como tuvieron que trabajar con escasos medios tales como guantes y mascarillas adecuadas.

Los personas llegadas en la embarcación fueron trasladadas directamente por un autobús policial procedente de Cádiz hasta San Roque, destino en el que se encuentra el Centro Temporal de Inmigrantes, sin ser asistidos previamente por Cruz Roja o servicio sanitario alguno, sin traje médico insitu, siendo escoltados a su vez por una dotación de Policía Nacional de otra localidad.

Como se puede observar y se desprende de los hechos, es una auténtica temeridad trabajar bajo dichas circunstancias, hecho que puede poner en concreto peligro a los agentes actuantes, máxime cuando posteriormente y una vez llevadas las pruebas específicas de Covid sobre las personas llegadas en patera, ignoramos si en el caso de existir un positivo en concreto, se trasladará lo anterior a los responsables policiales de la plantillas, para hacer el seguimiento de los agentes actuantes. No queremos ni imaginar si lo anterior no se lleva a cabo (cosa probable, visto lo visto), las consecuencias de propagación del virus que pudieran darse entre el resto de agentes, familiares y ciudadanos.

Pero es que no solo llueve sobre mojado, es que el hartazgo de los policías en la Provincia de Cádiz está llegando a niveles nunca vistos, ante la escasez de personal en la Comisaría de Cádiz, los últimos expedientes disciplinarios llevados a cabo en distintas plantillas así como el ingreso de los agentes en la orden del mérito policial, que desde hace mucho, está siendo objeto de descontentos y quejas.

Por todo lo anterior, de forma pública el sindicato ha expuesto las condiciones precarias en las se que se ven obligados a trabajar nuestros compañeros, no entendiendo como a estas altura de la pandemia, aún siguen sin protocolo, sin medios y exponiendo a los agentes de esta forma.


Descarga la aplicación

en google play en google play