Escúchenos en línea

Redadas afectan la economía de centros turísticos Colorado

Denver. Agencia EFE. | 6 de Mayo de 2008 a las 00:00
Las recientes redadas en los principales centros turísticos en las montañas de Colorado han provocado el alejamiento de tantos latinos que los negocios han tenido que cerrar o postergar sus operaciones por la falta de mano de obra. Según el economista Don Cohen, director del Consejo Económico del condado Eagle (al oeste de Denver), esta zona enfrenta un "creciente sentido de intranquilidad" debido a los operativos que alejan a los obreros y a la falta de una reforma migratoria federal que impide contratar al suficiente número de trabajadores extranjeros. Cohen sostuvo el lunes al presentar un reporte sobre la economía en el condado Eagle que los inmigrantes latinos "no son una amenaza" para quienes buscan empleo, ya que "ellos hacen los trabajos que ciertamente nadie más quiere". A la vez, dijo que la combinación de las redadas con la disminución en la cantidad de visas para trabajadores extranjeros temporales tendrá un efecto negativo en la construcción y en los hoteles por la pérdida de trabajadores que no son reemplazados. "Se siente la presión. Es una situación incómoda", comentó. Por ejemplo, el centro de esquí de Vail terminó su temporada invernal el pasado 13 de abril por falta de trabajadores, pese a que las condiciones climatológicas y la cantidad de nieve se hubiese podido extender. Cohen explicó que durante muchos años la economía del condado Vail dependió de América Latina a dos niveles. Por una parte, acaudalados latinoamericanos llegaban como turistas o para comprar viviendas. Por otra parte, trabajadores latinos proporcionaban la mano de obra para ofrecerles servicios a los turistas. Pero tras la implementación de leyes migratorias a nivel estatal en 2006 y las medidas de seguridad vigentes a nivel federal, los turistas ya no llegan con tanta frecuencia y los trabajadores latinos están dejando el área. El problema, según este economista, es que ICE está desde hace algunos meses "buscando agresivamente" a los trabajadores latinos, por lo que la situación laboral y de viviendas en Vail y zonas vecinas llegó a un "momento crítico" esta temporada. Las redadas más recientes ocurrieron el pasado 30 de abril en una casa de Avon, en el centro de esquí Beaver Creek y en un parque de casas móviles en Aspen, donde agentes del ICE y del FBI arrestaron a ocho personas buscadas como sospechosos de robo de identidad. Aunque las autoridades no proveyeron ni los nombres ni las nacionalidades de esos ocho detenidos, vecinos comentaron que se trata de inmigrantes mexicanos que trabajaban en restaurantes cercanos. Anteriormente, el 23 de abril, agentes del ICE arrestaron a siete personas en Avon (una localidad de 6.400 personas con un 40 por ciento de latinos), "por infringir las leyes federales de inmigración con respecto a órdenes de deportación". Y el 2 de abril, también en Avon, ICE detuvo a otros cuatro presuntos indocumentados, en un operativo que dejó con heridas leves a un niño de seis años que le abrió la puerta a los agentes. Debido a estos incidentes, la comunidad latina del condado Eagle (unas 13.500 personas, o casi el 28 por ciento de los residentes), y sin importar su situación migratoria, "tienen miedo", opinó Cohen. La confusión laboral para los latinos se acentúa porque en noviembre de 2007 llegaron a Avon cien trabajadores de la construcción mexicanos, contratados por una empresa de Texas para poner paredes de yeso. Pero el trabajo nunca se concretó, por lo que en diciembre pasado, con la ayuda del Consulado General de México en Denver y de organizaciones comunitarias locales, 90 de esos obreros regresaron a su país. Ante esa situación, Cohen teme que importantes planes de construcción de Vail, con montos de miles de millones de dólares cada uno, tengan que retrasarse y provoquen retrasos similares en otros proyectos menores, como los de construcción de viviendas económicas. De acuerdo con datos provistos por el Consejo Económico del condado Eagle, ésta es una de las siete áreas más acaudaladas del país, con ingresos familiares promedio cercanos a los 70.000 dólares por año (casi el doble que el promedio nacional). Lo interesante, puntualizó Cohen, que gran parte de esos ingresos son generados por "obreros especializados", como carpinteros o instaladores de alfombras o de azulejos (la mayoría de ellos latinos), debido a la gran demanda que existe por esos servicios.

Descarga la aplicación

en google play en google play