Escúchenos en línea

Estudiantes indocumentadas ponen sus esperanzas en ley DREAM Act

Agencia EFE. Desde Tucson, Arizona. | 28 de Agosto de 2006 a las 00:00
Miles de estudiantes indocumentados en Arizona viven a la expectativa de la aprobación del proyecto de ley DREAM Act, que les podría dar un estatus legal para continuar sus estudios a nivel superior en este país. La propuesta "Desarrollo, Alivio y Educación para Menores Inmigrantes", o DREAM Act, permitiría a los menores indocumentados convertirse en residentes temporales si han entrado a EEUU antes de cumplir 16 años, si han vivido un mínimo de cinco años en el país, y si se han graduado de una escuela secundaria o están matriculados en la universidad. La iniciativa ya fue aprobada por el Comité Judicial del Senado y se espera sea llevada a votación en la Cámara de Representantes durante el mes de noviembre. "Esta propuesta cuenta con un gran apoyo, inclusive de republicanos conservadores, especialmente debido a que se ha manejado por separado de una reforma migratoria", dijo Rafael Tirado, abogado de inmigración, durante una presentación patrocinada por la organización Fundación México este fin de semana. La medida establece de que luego de seis años, los portadores de una residencia temporal pueden cambiar este estatus sólo si se han graduado de una universidad de dos años o si han completado al menos dos años de un programa universitario de cuatro. Aquellos que no se inscriban en universidades o colegios comunitarios tendrán que demostrar que han servido por dos años en las fuerzas armadas. Tirado indicó que todavía hay algunos detalles que no han sido aclarados, ya que hay políticos que se oponen a que los beneficiarios de este proyecto de ley sean elegibles para recibir ayuda financiera para sus estudios y otros que proponen que sean obligados a pagar las colegiaturas como no residentes. "Estas propuestas prácticamente minimizarían el número de estudiantes que se pudieran acoger al DREAM Act, ya que sólo sería para aquellos que cuenten con los recursos económicos para pagar una educación superior, algo muy difícil de lograr", aseguró el abogado. Se calcula que cerca de 600.000 estudiantes en todos los Estados Unidos podrían regular su estatus migratorio bajo este proyecto de ley. Esto incluye a quienes ya tengan varios años de haberse graduado de secundaria, pero que cumplan con el principal requisito que es la edad en la que llegaron a este país. Mientras se debate este proyecto de ley a nivel federal, el futuro de los jóvenes indocumentados en Arizona es mucho más incierto debido a una iniciativa a nivel estatal que haría más difícil su acceso a la educación superior. La iniciativa de ley 300 negaría la posibilidad a los alumnos indocumentados de pagar su colegiatura como residentes del estado en universidades o colegios comunitarios en Arizona, a pesar de haberse graduado de escuelas secundarias locales y haber vivido en el estado por más de un año. La propuesta, que se votará en las elecciones generales de noviembre, también negaría a los indocumentados el acceso a programas de educación para adultos y la asistencia para el cuidado de menores. "Mientras que DREAM Act no sea aprobado a nivel federal, esta iniciativa en Arizona podría de ser de gran daño para el futuro de miles de jóvenes", aseguró Tirado. Por su parte, Eleazar Ortiz, profesor de la escuela secundaria Pueblo en Tucson, indicó que entre los estudiantes que se encuentran a punto de terminar sus estudios hay una gran inquietud e incertidumbre por su futuro. "En la actualidad, prácticamente terminar el 12avo grado, significa el final de la línea para aquellos que no cuentan con un número de seguro social", finalizó el educador.

Descarga la aplicación

en google play en google play