Escúchenos en línea

Disminuyen muertes de inmigrantes en desierto de Arizona

Agencia EFE. Desde Tucson, Arizona. | 29 de Agosto de 2006 a las 00:00
El presente año fiscal podría marcar un récord por el descenso en el número de muertes de inmigrantes indocumentados en la frontera entre Arizona y Sonora en cerca de una década, según la Patrulla Fronteriza sector Tucson. Gustavo Soto, vocero de la Patrulla Fronteriza sector Tucson, indicó que hasta el día de este martes se han registrado 144 fallecimientos en el desierto de Arizona, mientras que en la misma fecha del año pasado la cifra era de 196. Lo que representa hasta el momento un descenso del 26.5 por ciento el número de fallecimientos durante el presente año fiscal de la agencia federal que termina el próximo 30 de septiembre. El sector Tucson de la Patrulla Fronteriza abarca cerca del 90 por ciento de la frontera de Arizona, el resto es vigilado por el Sector Yuma. "Si las cifras se mantienen, por primera vez desde que comenzamos a contabilizar las muertes de indocumentados en esta región, podríamos tener un significativo descenso " , dijo Soto. a medida que el gobierno federal ha ido intensificando la vigilancia en la frontera en regiones tradicionalmente utilizadas para el cruce de inmigrantes, como es San Diego en California, a principios de los años noventa, el flujo migratorio comenzó a desviarse hacia las zonas más apartadas del desierto de Arizona. En 1995 no se registró ninguna muerte en la frontera de Arizona, pero para finales del año fiscal 1996 la cifra se elevó a 12. Las muertes paulatinamente comenzaron a incrementarse, hasta reportarse 74 fallecimientos en el 2000, 78 en el 2001, 134 en el 2002, 139 en el 2003, 141 en el 2004 y un drástico incremento de 216 fallecimientos en el 2005, de acuerdo con estadísticas proporcionadas por la Patrulla Fronteriza sector Tucson. Soto indicó que el incremento del año pasado se debe en gran parte a que por primera vez la agencia federal comenzó a contabilizar restos humanos encontrados en el desierto. También se comenzó a integrar las estadísticas de la oficina del forense del Condado Pima, la cual recibe la mayoría de los cuerpos de los indocumentados que fallecen en la frontera. El vocero atribuyó parte del descenso en el número de muertes de inmigrantes indocumentado al éxito de la operación Control de la Frontera de Arizona (ABC, en inglés). La operación ABC, que comenzó en el 2004, duplicó los recursos y el número de agentes de la Patrulla Fronteriza en el desierto de Arizona, así como incrementó el uso de nueva tecnología como los pequeños aviones no tripulados para vigilar las zonas más apartadas del desierto. Actualmente, la Patrulla Fronteriza sector Tucson cuenta con 2.400 agentes asignados a la vigilancia de la frontera de Arizona y cuenta con el apoyo de 1.839 soldados de la Guardia Nacional como parte de la operación " Jump Start", anunciada por el presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, el pasado mes de mayo. Pero para activistas como Kat Rodríguez, representante de la Coalición de los Derechos Humanos de Arizona, el descenso en el número de muertes de indocumentados se debe en gran parte a la benevolencia de la madre naturaleza y no a las tácticas de vigilancia del gobierno federal. "Es verdad, nosotros también nos hemos percatado del descenso en las muertes2, dijo Rodríguez. Pero indicó que, a diferencia del año pasado, este verano no ha sido tan intenso, porque las lluvias se han presentado con anticipación. Solamente durante el mes de julio del 2005 se registraron 78 fallecimientos debido a las intensas temperaturas. Este año durante el mismo mes se registraron 38. Hasta la fecha la organización defensora de los derechos de los inmigrantes reporta el fallecimiento de 171 indocumentados, comparado con 280 fallecimientos que reportaron en total durante el año pasado.

Descarga la aplicación

en google play en google play