Escúchenos en línea

Integran iglesias en EU a inmigrantes mexicanos en vida política

Agencia Notimex. Desde Phoenix, Arizona. | 29 de Agosto de 2006 a las 00:00
Las iglesias protestantes y católicas de Estados Unidos desempeñan un papel vital en la integración de inmigrantes mexicanos a la sociedad y en su participación en la vida política nacional. Según el análisis "Dejando de ser Invisible: La Participación Cívica de Migrantes Mexicanos en Estados Unidos", elaborado por el Centro para México del Instituto Woodrow Wilson, las instituciones religiosas ayudan además a reafirmar su identidad nacional. "Las iglesias son los símbolos apropiados y canales de veneración (divina), que frecuentan inmigrantes que vienen a Estados Unidos al igual que lo hacían en sus pueblos de origen en México", señaló el estudio. Los inmigrantes mexicanos sólo tienen que pedir mediante sus oraciones por las situaciones que viven al emigrar a la Unión Americana además que se adaptan para enfrentarlas de manera "proactiva" con apoyo de las iglesias católicas y protestantes. Como ejemplo señaló la intensa campaña que promueven en Estados Unidos obispos católicos para apoyar una reforma integral migratoria que permita la regularización de millones de indocumentados en la que participan representantes de iglesias protestantes. El estudio recordó que en la actualidad más de 11 millones de personas en Estados Unidos nacieron en México lo que representa una cifra equivalente al tres por ciento de la población nacional. Reconoció que a pesar que una gran parte de los inmigrantes mexicanos en Estados Unidos no pueden votar, "están encontrando las formas para participar en la vida política a través de organizaciones no gubernamentales que les permiten ser escuchados y conocer sus necesidades". Destacó que una muestra de los resultados de esa participación se tradujo en las recientes marchas promigrantes en las que millones de personas exigieron a lo largo de Estados Unidos la implementación de una reforma migratoria integral "justa y humana". Las marchas, una expresión de activismo político, permitieron elevar la reivindicación de los millones de inmigrantes en el país y contribuyeron a que el senado estadunidense adoptara un proyecto de ley prometedor. En la actualidad la iniciativa permanece bloqueada en la cámara baja pero esta tuvo a su vez que renunciar a una drástica propuesta de legisladores republicanos que buscaba hacer criminales a indocumentados en el país. Agregó que los mexicanos en Estados Unidos no representan una amenaza para el país y por el contrario benefician con su trabajo la economía nacional. Además es que cada vez más el mayor número de ellos se integran a la sociedad estadunidense cuando se les da la oportunidad. "No son delincuentes son nuestros vecinos", destacó. El estudio precisó que se centro en el caso de inmigrantes mexicanos en la Unión Americana pero que sus conclusiones pueden aplicarse también a comunidades de inmigrantes de otros países latinoamericanos. "Las iglesias además de reafirmar las tradiciones, costumbres y creencias de los inmigrantes mexicanos en Estados Unidos también les sirven como vías simultáneas para exponerlos a la cultura , instituciones y la política de su nuevo hogar", destacó. Según el estudio varias encuestas recientes estiman que más del 75 por e ciento de (los 11 millones) inmigrantes mexicanos en Estados Unidos son católicos. "Las iglesias atraen a estos mexicanos lejos de su país porque les brinda un lugar de refugio para encontrar otras personas con experiencias y vidas similares además de otorgarles servicios para ayudarlos a adaptarse a su nueva vida". Destacó que en la medida que los inmigrantes mexicanos se van integrando más a la comunidad aportan su visión personal de la vida a estas porque conservan aspectos importantes de su cultura y tradición como la importancia de la familia. "Debido a que las iglesias católicas y protestantes tienen un alcance internacional, estas juegan un papel vital en mantener a los inmigrantes mexicanos en contacto con las iglesias de sus pueblos en México así como para ayudar desde el extranjero (con remesas) a esas comunidades" pobres, precisó. El estudio señaló que en algunos casos, inmigrantes mexicanos con ayuda de iglesias católicas en Estados Unidos, diseñaron un plan para enviar dinero a familiares en comunidades pobres de México que permitió mejorar la calidad de vida de esos lugares. Además de generar empleos e incluso permitió a algunos de los migrantes regresar a trabajar a sus pueblos de origen.

Descarga la aplicación

en google play en google play