Escúchenos en línea

Latinos y negros en la mira del Ejército de Estados Unidos

Eva Sanchis, El diario La Prensa, New York. | 29 de Agosto de 2006 a las 00:00
Los soldados Víctor Martínez y Luis Moreno compartían algo más que haber encontrado la muerte el mismo año en Irak al ser baleados en la cabeza por el enemigo. Ambos eran hijos de inmigrantes, tenían menos de 22 años de edad, querían una vida mejor, y se enlistaron en el ejército tras haberse graduado en dos de las peores escuelas secundarias de la ciudad, las dos clausuradas este año por su mal funcionamiento. Martínez, de 21 años, se enlistó tras estudiar en Theodore Roosevelt High School, una escuela con detectores de metales en la entrada en la que sólo un tercio de los alumnos lograba graduarse a tiempo. El soldado quería estudiar en la universidad pública de la ciudad cuando saliese del ejército, pero murió el 14 de diciembre del 2004, al ser baleado cuando salía de su vehículo en Bagdad. Moreno, de 19 años, se graduó de William H. Taft High School, un centro donde menos de dos tercios de los estudiantes asistían a clase. El dominicano se unió al ejército porque quería que su familia 'supiese que era alguien', dijo su novia, Jessica Corborán, de 18 años, en su funeral, pero un francotirador acabó con su vida el 23 de enero del 2004 cuando protegía una gasolinera en Bagdad. 'Los jóvenes pobres necesitan empleos, formación, becas para la universidad, y como hay una gran carencia de ello, se enlistan en el ejército, sin darse cuenta de que es una institución creada para la guerra y no un programa de empleo', indicó Anne Durston, coordinadora de un proyecto sobre reclutamiento militar de American Friends Service Committee (AFSC), una organización pacifista fundada durante la Primera Guerra Mundial. El mes pasado AFSC creó un mapa que compara los códigos postales donde el Ejército (Army) ha reclutado a un mayor número de personas con las bolsas de pobreza de la ciudad. Durston recuerda que cuando hace unas semanas comenzó a colorear con un rotulador en un mapa los vecindarios con el mayor número de reclutamientos, 'saltó a la vista que eran los más pobres'. El mapa demuestra que los jóvenes pobres negros e hispanos son los que tienen más posibilidades de acabar en el ejército. Los datos que sirven de base para el mapa son del 2004 y fueron obtenidos el año pasado del Departamento de Defensa (DOD) por Peacework Magazine, una revista que publica AFSC. Son los datos más completos sobre reclutamiento en Nueva York disponibles y fueron obtenidos mediante la Ley de Libertad de Información (FOIA). En toda la ciudad, un 70.4% de los reclutas del Ejército activo en el 2004 fueron hispanos (37%) y negros (33.4%) mientras que el 51% de los residentes de la ciudad pertenecen a estos grupos, según el Censo del 2000. De los 38 soldados de la ciudad muertos en Irak, según un conteo de EL DIARIO/LA PRENSA, 21 eran hispanos, 8 negros, 4 asiáticos y 5 blancos, lo que confirma que las minorías están realizando un mayor sacrificio. El mapa de AFSC muestra que las tasas más altas de reclutamiento del Ejército (Army), que suple el 80% de las tropas en Irak, fueron mayores en los barrios hispanos y afroamericanos del sur de El Bronx; Washington Heights e Inwood, en Manhattan; el centro y el norte de Brooklyn; y en barrios inmigrantes de Queens como Elmhurst, Jackson Heights, Flushing y Jamaica. Estos barrios son también los más pobres de la ciudad. Según el Censo del 2000, entre un 37% y un 48% de los residentes del sur de El Bronx vive por debajo del nivel de pobreza federal, que era de $11,250 anuales para una familia de dos personas en el 2000. En un sólo código postal del sur de El Bronx, el de Morris Heights, donde vivían Moreno y Alvarez, se enlistaron 58 personas en las tres ramas del ejército. 'Bastantes personas se acaban enlistando por razones económicas y no porque quieren ser parte del ejército o creen en la guerra', afirmó el congresista José Serrano (D-Sur de El Bronx). En los cinco códigos postales de Washington Heights e Inwood, entre un 27% y un 36% de la población vive por debajo del nivel de pobreza federal y se enlistaron 99 personas. Otros vecindarios con altos índices de reclutamiento son los barrios inmigrantes de Woodside, Jackson Heights, Corona y Elmhurst, en Queens, donde se enlistaron 119 personas en el 2004. En Brooklyn, las bolsas de pobreza de Bedford Stuyvesant, Crown Heights, Flatbush e East New York fueron un terreno fértil para los reclutadores. En dos códigos postales de East New York 116 personas se enlistaron en el 2004. Estas cifras contrastan con los cuatro códigos postales del Upper East Side. En el vecindario más rico de la ciudad, que es 77% blanco y tiene una renta per cápita de $67,010, sólo se enlistaron siete personas en el Ejército, la Aviación (Air Force) o la Armada (Navy) en el 2004. Los grupos pacifistas y los políticos de las minorías creen que ante la dificultad de reclutar en tiempos de guerra, el ejército está persiguiendo agresivamente a los jóvenes hispanos y negros y ha concentrado sus centros de reclutamiento en barrios pobres. 'El problema no es nuevo, pero se ha exacerbado durante la guerra', afirma José Pérez, un profesor que forma parte de un grupo pacifista de El Barrio. Emily Gockley, una portavoz del Batallón de Reclutamiento del Ejército en la Ciudad de Nueva York, afirmó que sus reclutadores 'no están yendo a por ningún grupo étnico específico porque queremos que todos lo grupos tenga la misma oportunidad de enlistarse'. Gockley indicó que la ubicación de sus centros obedece a factores como la cercanía a centros comerciales, medios de transporte y escuelas, y visibilidad. Un análisis de las ubicación de las 26 oficinas de reclutamiento que el Ejército tiene en la ciudad, listadas en su página web, indica, por el contrario, que éstas se encuentran situadas en los barrios más pobres. Tres de los cinco centros de El Bronx están ubicados en el sur de este condado, seis de los ocho centros de Brooklyn se encuentran en Crown Heights, Flatbush, East Flatbush, Fort Green, East New York y Greenpoint, y los cuatro de Queens están en los barrios inmigrantes de Elmhurst, Flushing, Jamaica y Long Island City. En Manhattan, tres de los seis centros se encuentran en los vecindarios hispanos y negros del norte del condado.

Descarga la aplicación

en google play en google play