Escúchenos en línea

Salarios miserables de inmigrantes afectan el ingreso promedio de ciudadanos norteamericanos

Por: Paula Lavigne, The Dallas Morning News | 31 de Agosto de 2006 a las 00:00
Los despidos laborales, la pérdida de una vivienda y la deuda del consumidor son los factores que usualmente afectan el ingreso promedio de los residentes de una ciudad. Pero en el Norte de Texas, la causa principal de la caída del ingreso promedio de los residentes es la inmigración de personas que laboran en industrias cuyos trabajos pagan salarios bajos, según expertos en economía. Las cifras dadas a conocer el martes por la Oficina del Censo mostraron que del 2000 al 2005, el ingreso promedio por hogar de muchos condados y ciudades en el área de Dallas-Fort Worth, disminuyó bruscamente al ser ajustado a la inflación. La tendencia fue la misma en Texas y el resto del país, pero el descenso fue más fuerte en Dallas-Fort Worth. Para muchas áreas de Estados Unidos, los cálculos de media década dados a conocer el martes, ofrecieron las primeras cifras locales desde el censo del 2000. La información económica de la Encuesta de la Comunidad Estadounidense, cubrió todas las áreas de al menos 65,000 personas. Para el área de Dallas-Fort Worth, el ingreso medio de un hogar en el 2005 fue de 49,740 dólares. En 1999 fue de 55,545, (47,418 dólares no ajustados a 1999), lo que significa un descenso del 10 por ciento. La nueva información reveló las siguientes tendencias: En el condado de Dallas, el ingreso medio por hogar cayó en 16 por ciento. Los barrios residenciales como Garland, Irving, y Mesquite, también sufrieron un descenso de ingresos de entre 10 y 20 por ciento. El ingreso por hogar en el condado de Collin bajó casi 15 por ciento. Además, el condado de Collin perdió su posición como uno de los condados de ingresos más altos del país. Los fraccionamientos residenciales de Allen, Frisco, McKinney y Plano tuvieron cifras en declive, con la baja en Plano representando más de 20 por ciento. La caída en el ingreso promedio fue mucho más notoria entre los hispanos. Al mismo tiempo que la población de este grupo aumentó, bajó el ingreso promedio de hogares hispanos a 33,493 dólares anuales, lo que representa un 19.6 por ciento. En comparación, el salario promedio de los anglosajones solamente cayó por un 4.2 por ciento, a 61,151 por año. Es probable que la disminución esté siendo causada por la llegada de más gente de bajos ingresos al área, ya sean inmigrantes o gente que llega de otras regiones y estados, dijo Pia Orrenius, alto economista del Banco de la Reserva Federal en Dallas. Los cambios en los índices de pobreza que también fueron dados a conocer el martes, reflejan parte de ese cambio. El porcentaje de gente en el área de Dallas-Fort Worth que vive en la pobreza, aumentó de 10.8 por ciento en el 2000, a 13 por ciento en el 2005. "El tipo de gente que estamos atrayendo al Norte de Texas tiene menos educación", aseguró Orrenius. El crecimiento de empleo es fuerte, dijo, pero muchos sectores en expansión están contratando en puestos que precisan menos aptitudes. La caída del ingreso promedio en los últimos cinco años también afectó el índice de la pobreza, el cual subió al 13 por ciento de la población cuando antes estaba en 10.8 por ciento. "El mayor crecimiento poblacional en la región consiste de inmigrantes y minorías de bajos a moderados ingresos", recalcó Bernard L. Weinstein, director del Centro de Desarrollo Económico de la Universidad del Norte de Texas (UNT). El ingreso de la fuerza laboral es un reflejo del nivel de educación de los adultos, y si una gran parte de ellos no terminaron la preparatoria o no fueron a la universidad, solo pueden aspirar a trabajos de poca paga, dijo. "Ciertamente, estos datos dejan al descubierto la necesidad de invertir en la educación", agregó. Pero todos los grupos étnicos vieron caer sus ingresos desde el 2000. Esto se debe a que hubo despidos masivos en la industria de la tecnología, especialmente en el 2001 y el 2002. La caída en el ingreso promedio tiene consecuencias sociales. Por ejemplo, las entidades públicas de educación y salud dependen de los impuestos, y por lo general entre más dinero gana una persona, más impuestos paga y eso beneficia a esos programas.

Descarga la aplicación

en google play en google play