Escúchenos en línea

Estados Unidos: Vuelve tema migratorio a centrar atención

Agencia AP. Desde Washington. | 31 de Agosto de 2006 a las 00:00
Torpedeado por los republicanos, el asunto parece encaminado a ser uno de los temas que influya en los resultados de las elecciones de medio término de noviembre en las que se elige a la Cámara y un tercio del Senado del Congreso Federal. La víspera, el senador Edward Kennedy y el representante de Texas, Silvestre Reyes, de filiación demócrata, llamaron al presidente George W. Bush a presionar a la Cámara dominada por su partido para que negocie con el Senado la reforma de las leyes migratorias. En la actualidad, los republicanos realizan una gira nacional para promover el tema de la reforma en audiencias públicas. En opinión de Reyes, esto no es más que una cínica gira veraniega encaminada a mantener el apoyo de la base conservadora de ese partido, férrea opositora a la reforma. Kennedy junto a su colega de Texas estiman que si el proyecto del Senado se votara en la Cámara Baja sería aprobado, lo que no se logra por la oposición de los sectores más conservadores del país. Al igual que otros analistas, ambos políticos coinciden en catalogar las actuales audiencias conducidas por los republicanos como un ejercicio proselitista de cara a las elecciones. Mientras se producen este tipo de interpretaciones, los inmigrantes se aprestan a retomar las marchas que realizaron hace unos meses. Las demandas contra el proyecto HR 4437 aprobado por los republicanos en la Cámara y que criminaliza a los inmigrantes, parece retornarán a las calles del país. La vinculación del problema migratorio con la cercanía de las elecciones debe influir en la posición de muchos republicanos y pudiera darse un voto favorable a la reforma migratoria, estiman expertos. Con ese fin, cientos de activistas trabajaron durante el verano y ahora que el receso terminó, las marchas y protestas comenzarán de nuevo durante la primera semana de septiembre. Los Angeles, Dallas, Chicago, Atlanta y otras ciudades volverán a ser testigos de las protestas pacíficas en apoyo a la reforma. Según la periodista estadounidense María Elena Salina, eso reafirmará el convencimiento de los inmigrantes de que ya no pueden quedarse con los brazos cruzados esperando que otros hablen por ellos. El tema migratorio, considera, ya no se puede ignorar, sólo se puede retrazar su debate como lo han hecho los republicanos en la Cámara de Representantes durante este verano. Legalizar los indocumentados se mantiene como una de las principales aspiraciones de los cerca de 11 millones de personas que viven en la sombra en el país y sobre las que pesa la posibilidad de ser deportadas. El asunto migratorio parece complicarse cada día que pasa sin la acción del Congreso. Ahora a los latinos se unirán otras comunidades que exigirán la reforma de las leyes. Este viernes marcará el inicio de esta etapa para exigir al Congreso una reforma migratoria integral antes de las elecciones de noviembre.

Descarga la aplicación

en google play en google play