Escúchenos en línea

Reanudan marchas en EEUU por la regularización de indocumentados

Diario El Universal, de México. Desde Washington. | 31 de Agosto de 2006 a las 00:00
Los partidarios de la regularización de los millones de indocumentados radicados en Estados Unidos, reanudan a partir del viernes sus marchas para presionar al Congreso, intentando reavivar un movimiento que hace cuatro meses sacó a millones de personas a las calles. Los organizadores de la Alianza Somos América (WAAA) movilizarán sus filas en torno al Día del Trabajo, que se celebra el lunes en Estados Unidos, después de que más de un millón de personas manifestaran el pasado 1 de mayo, cuando el resto del mundo conmemoró el Día de los Trabajadores, reseñó AFP. La nueva serie de manifestaciones se abrirá el viernes en Chicago (norte), donde cerca de 500 personas iniciarán una marcha de cuatro días para recorrer 150 km y llegar el lunes a Bativia, para concentrarse delante de la residencia del republicano Dennis Hastert, presidente de la Cámara de Representantes. ''Tenemos previsto colocar 5.000 cruces delante de su casa para recordar a las personas fallecidas mientras trataban de cruzar la frontera'', explicó a la AFP Salomé Amezcua-Frieri, coordinadora para asuntos latinoamericanos de la organización Rainbowpush, del reverendo Jesse Jackson. El objetivo de las manifestaciones es presionar al Congreso para que apruebe antes de las elecciones legislativas del 7 de noviembre la ley de inmigración que permita la regularización de los cerca de 12 millones de indocumentados que viven actualmente en Estados Unidos. El propio Jesse Jackson podría sumarse a los manifestantes en Batavia, si regresa a tiempo de Oriente Medio donde está negociando la liberación de varios prisioneros, explicó Amezcua-Frieri. Paralelamente, otra marcha se celebrará el lunes en Phoenix, en el Estado fronterizo de Arizona, en vísperas de que el Congreso reanude sus actividades en Washington tras el receso veraniego, dos meses antes de las elecciones que renovarán la Cámara de Representantes y un tercio del Senado. La manifestación prevista el jueves 7 de septiembre frente al Capitolio en Washington permitirá determinar si el movimiento de indocumentados ha mantenido su fuerza de la primavera, cuando cerca de 200.000 personas se congregaron el 10 de abril en el mismo lugar, o si se ha debilitado. En nombre de la coalición local NCIC, Natali Fani, se declaró convencida de que cientos de miles de personas se concentrarán en Washington, ya que contará con la presencia de participantes de 27 Estados del este del país. Los manifestantes tratarán de hacer oír sus voces a pocos metros de los congresistas para que aprueben la reforma aprobada en mayo por el Senado y que abriría el paso a la regularización de los indocumentados, creando un estatuto temporal para los trabajadores, entre otras medidas. Ese proyecto contrasta radicalmente con la ley aprobada en diciembre por la Cámara de Representantes y que sólo prevé medidas represivas para frenar la inmigración ilegal, sin ofrecer ninguna solución para los indocumentados que se encuentran el país. La comisión encargada de compaginar sendas versiones todavía no inició sus labores, a pesar de los llamados del presidente George W. Bush a que el Congreso apruebe antes de fines de año una reforma que refuerce a la vez la frontera y garantice un estatuto temporal para los trabajadores extranjeros. El programa de manifestaciones concluirá el sábado 9 de septiembre en Los Ángeles, la ciudad donde se produjeron las manifestaciones más importantes de la primavera.

Descarga la aplicación

en google play en google play