Escúchenos en línea

Colombiana hace historia: jueza de una Corte Superior N. Jersey

Hackensack. Agencia EFE. | 30 de Mayo de 2008 a las 00:00
Liliana Silebi se convirtió en la primera colombiana en ocupar el cargo de jueza de la Corte Superior del condado de Bergen en Nueva Jersey, con lo que ha demostrado que con esfuerzo se pueden hacer realidad los sueños. Nacida en Barranquilla, hace 41 años, Silebi llegó a Nueva York junto a sus padres y un hermano mayor cuando sólo tenía 3 años. "Mis padres eran profesores en Barraquilla y decidieron venirse para buscar un futuro mejor para nosotros. Fue muy duro al principio, pero fuimos dando los pasos que hacían falta para hacer de este reto una gran oportunidad", dijo la jueza en entrevista con Efe. Su madre, Marisela de Ávila, dejó a un lado la biología que enseñaba en Colombia para aprender a hacer pizzas, en su primer trabajo; mientras que su padre, Nelson, pasó de enseñar química a manejar un taxi en las calles de Nueva York. Sus padres se turnaban para estudiar inglés, trabajar y cuidar a los hijos. "Yo aprendí a cocinar un poquito y a hacer los quehaceres del hogar cuando tenía 5 años, porque tenia que ayudar, eso me enseñó desde muy pequeña a ser responsable y a estar pendiente de colaborar con las otras personas", comentó. Los padres de Silebi estudiaron para convalidar sus carreras y se convirtieron en profesores en Nueva Jersey, estado a donde se mudaron tres meses después de haber llegado a los Estados Unidos, buscando un espacio más amigable para criar a sus hijos. Fue en la ciudad de Hackensack donde Silebi comenzó a estudiar y también donde se encontró con la fuerte dificultad del idioma. Hoy le agradece a su profesora de preescolar, quien se dedicó a enseñarle inglés durante el verano. "Al principio dijeron que yo tenia problemas de aprendizaje, pero no era eso, era que no entendía el idioma", recordó, "una vez que aprendí el inglés comencé a destacarme con mis notas y siempre estuve en el cuadro de honor", relató la magistrada. En 1989, Silebi obtuvo su titulo como licenciada en biología en el Manhattan College, carrera que estudió pensando que luego estudiaría medicina, pero en el camino descubrió que su vocación se inclinaba hacia los asuntos legales. Comenzó a trabajar con unos abogados que llevaban casos sobre legislación ambiental, luego obtuvo su diploma de abogada en Seton Hall University, en 1992. Su tenacidad la llevó a convertirse en fiscal del condado de Bergen en 1994, donde comenzó a trabajar como voluntaria. En la fiscalía estuvo encargada de varios departamentos hasta asumir en el 2003 la jefatura de la Unidad de Violaciones Sexuales de Adultos y Abuso de Niños. Durante varias horas a la semana dictaba, de manera voluntaria, clases a la comunidad para la prevención y detección del abuso infantil. Casada con un colombiano y madre de dos niños, Silebi es voluntaria también en la Comisión Latina del Condado de Bergen, organización dedicada a ayudar a la comunidad latina de la localidad. Propuesta por el gobernador de Nueva Jersey, Jon Corzine, para la corte superior del condado de Bergen, Silebi fue ratificada en ese cargo el 22 de mayo por el Comité Senatorial de Nombramientos Judiciales del Estado Jardín. Con lágrimas en los ojos la abogada aseguró que tanto su familia como ella sintieron ese día lo que verdaderamente significa el sueño americano. "Nosotros hemos sido testigos que todavía en estos tiempos es posible para los hispanos lograr en los Estado Unidos las metas que nos propongamos, solo tenemos que hacer todo lo que haga falta para ello. Bien vale la pena soñar y los sueños siempre tienen que ser grandes, no pequeños", resaltó Silebi. Su gran reto ahora es hacer que la justicia prevalezca, "antes me tocó siempre estar al lado de la víctima, ahora debo ser una persona neutral, yo tengo que ser una balanza defensora, fundamentalmente, de la justicia", concluyó.

Descarga la aplicación

en google play en google play