Escúchenos en línea

Inmigrantes maltratadas ganan demanda

Eva Sanchos, El Diario La Prensa de New York. | 31 de Agosto de 2006 a las 00:00
Tras reprender duramente a la ciudad, un juez federal ordenó al gobierno que otorgue asistencia pública a inmigrantes maltratadas a las que se la había denegado ilegalmente. El fallo está relacionado con una demanda presentada por dos asociaciones de la ciudad en favor de 13 inmigrantes maltratadas en diciembre. La ciudad negó a estas mujeres Medicaid, cupones de comida y otra asistencia, obligándolas, en algunos casos, a continuar con sus agresores o a mendigar. El juez indicó que la ciudad no hizo lo suficiente para corregir un error informático y para entrenar a sus empleados. Las mujeres cualificaban para las ayudas como "inmigrantes maltratadas", pero el programa usado por la ciudad no incluía esta categoría, y algunos empleados no sabían que estas mujeres podían optar a la misma. Las dos asociaciones que presentaron la demanda, Legal Aid Society y New York Legal Assistance Group, indicaron que presentaron la demanda "como último recurso", indicó Caroline Hickey, una abogada de New York Legal Assistance Group. El juez, Jed S. Rakoff, indicó en su fallo que la ciudad había corregido algunos de los errores desde febrero, cuando le ordenó que lo hiciera por primera vez, pero que otros problemas persistían. "La verdad es que la ciudad y el estado no hubieran tomado las medidas para remediar la situación probablemente si esta demanda ni la orden", indicó el juez. Jane Tobey Mono, una abogada de la ciudad, indicó que la ciudad no sabía aún si iba a apelar el fallo. "Aunque estamos decepcionados con el fallo", afirmó, "nos alegra que la corte reconozca el gran esfuerzo de la ciudad por mejorar los obstáculos para ofrecer beneficios a inmigrantes que no son ciudadanos". Las demandas contra la ciudad en favor de inmigrantes son poco comunes. Otro abogado de la ciudad, Jesse Levine, no recuerda que se haya dado una demanda de este tipo antes. Las 13 demandantes han podido obtener los beneficios, pero centenares de otras mujeres podrán hacerlo también, ya que la demanda obliga a la ciudad a corregir los errores. Aunque el juez no ha fijado un plazo para estos cambios, Levine indicó que lo más probable es que la ciudad trate de resolver el problema lo antes posible. Los testimonios de las demandantes, identificadas por sus iniciales, demostraban la desesperación de su situación. La mexicana M.E., de 37 años, explicó en su testimonio que después de huir con sus tres hijos menores de su marido, que la había amenazado con una pistola, había tenido que vivir de la caridad de iglesias y en albergues, porque la ciudad la había negado la ayuda.

Descarga la aplicación

en google play en google play