Escúchenos en línea

Aprueban planes para marcha proinmigrante en Utah

Diario El Estandar. Desde Saslt Lake City, Utah. | 31 de Agosto de 2006 a las 00:00
El dirigente Tony Yapias dijo este jueves que la marcha que organiza a favor de la reforma migratoria se realizará pese a la oposición de otros políticos latinos e incluso si el presidente George W. Bush no viaja a Salt Lake City. "El propósito de la llamada Marcha de la Libertad es simplemente recordarle al presidente Bush que inmigración sigue siendo un tema de gran preocupación entre los latinos de Utah y de todo Estados Unidos", dijo Yapias. "Ya obtuvimos el permiso de la municipalidad de Salt Lake City para realizar la marcha el próximo 30 de agosto en el Liberty Park. El evento se realizará a pesar del cuestionamiento por parte de otros dirigentes latinos, a quienes consideró desconectados de nuestra realidad", agregó. Según Yapias, esos dirigentes, entre ellos Philip Bernal, presidente de la Agrupación Demócrata Hispana de Salt Lake City, y Archie Archuleta, ex presidente de ese grupo, "son ignorantes o están confundidos" con respecto a la situación de unos 100,000 indocumentados en Utah. Yapias sostuvo que, contrariamente a lo expresado por Bernal y por Archuleta, "esta no es una marcha 'pro-Bush', sino una manera de recordarle al presidente que necesitamos una reforma inmigratoria completa". "Queremos justicia para 12 millones de indocumentados en todo el país y para los 100,000 indocumentados de Utah, quienes pagan impuestos, trabajan y tienen hijos que son ciudadanos estadounidenses", declaró Yapias. De hecho, dicho, dos de cada tres hijos de indocumentados es ciudadano estadounidense. "Esta no es una marcha para favorecer a un partido político, sino una marcha comunitaria a favor de la justicia para los inmigrantes sin papeles, para que eventualmente puedan regularizar su situación", aseveró Yapias. "Inmigración es el tema más importante en la mente de los latinos. Lamento que algunos 'dirigentes' hispanos estén socavando nuestros esfuerzos para mostrarle al presidente Bush que así es", agregó. Yapias declaró que "los latinos de Utah no pueden perder la oportunidad de hacerse oír frente al presidente" y que "tampoco podemos dejar que el tema de inmigración pase a segundo plano". Aunque la visita de Bush a Utah está prevista para el miércoles 30 de agosto, para hablar en la conferencia anual de la American Legion, ese viaje aún no se ha confirmado. Por otro lado, además de la marcha organizada por Yapias, habrán ese mismo día en Salt Lake City otras cuatro movilizaciones, tanto a favor como en contra del presidente.

Descarga la aplicación

en google play en google play