Escúchenos en línea

Reintegran a su trabajo a 3 empleadas latinas de Denver

Denver. Agencia EFE. | 4 de Junio de 2008 a las 00:00
Tres empleadas municipales latinas que fueron despedidas el año pasado podrán regresar a sus puestos o recibir una indemnización después que una comisión investigara su caso. En agosto del 2007, Audra Mestas, Patricia Salazar y Laura Fuentes perdieron sus empleos al detectarse que habían cometido "significativos errores" en el procesamiento del pago de salarios para los empleados del Departamento de Parques y Recreación, donde trabajaban. Pero, según el reporte de 49 páginas difundido el martes por la Autoridad de Servicios y Carreras de Denver, esos errores fueron causados porque los administradores del departamento no capacitaron a las trabajadoras latinas para las tareas que se les solicitó realizar y porque estaban sobrecargadas de trabajo. "No se puede descargar las responsabilidad de esos errores en aquellos que desempeñan sus deberes en un sistema con procesos ambiguos y con una estructura de supervisión deficiente, que precisamente invita a cometer tales errores", sostiene el reporte oficial. El mismo documento pide que una cuarta latina, Karen Sierra, que no había sido despedida sino sólo suspendida, también recupere los salarios y beneficios perdidos por esa acción disciplinaria. Jill McGranahan, portavoz del Departamento de Parques y Recreación, sostuvo que esa repartición "está en total desacuerdo" con la decisión de la Autoridad de Servicios y Carreras, por lo que podría presentar una apelación ante la justicia ordinaria. Debido a que los despidos ocurrieron hace nueve meses, el reporte establece que si durante ese tiempo las tres empleadas despedidas encontraron otros trabajos, la indemnización que el Departamento de Parques y Recreación tiene que pagar sea el equivalente a la diferencia entre el salario anterior y el nuevo salario. Si las mujeres, a pesar de "realizar esfuerzos razonables", no encontraron otra fuente de empleo, la indemnización será completa. En rueda de prensa, Hugh S. Pixler, el abogado representante de las tres latinas despedidas, puntualizó que estas trabajadoras habían sido contratadas inicialmente para procesar el pago de salarios, pero luego se les dieron responsabilidades administrativas adicionales, con lo que se duplicó su carga laboral. Pixler afirmó que el incidente revela "un total fracaso por parte de los administradores" de Departamento de Parques y Recreación, y opinó que "los contribuyentes impositivos deberían estar enojados por este mal manejo de los fondos públicos". Debido a que aún existe la posibilidad de apelación judicial, McGranahan comentó que no podía ofrecer precisiones sobre el monto de la indemnización que le corresponde a cada ex empleada ni sobre cuándo las mujeres volverían a sus antiguos puestos.

Descarga la aplicación

en google play en google play