Escúchenos en línea

EU revisará pruebas en asesinato de guatemalteco

Washington. La Voz.com. | 18 de Junio de 2008 a las 00:00
Las autoridades federales aún pueden seguir el proceso contra un ex agente de policía absuelto de matar a un guatemalteco sin techo que vivía en los suburbios prósperos. "Iniciaremos un estudio independiente de todas las pruebas disponibles para determinar si se han violado leyes federales de derechos civiles", dijo el fiscal federal Michael García. Un jurado del distrito de Westchester deliberó durante cuatro horas el martes hasta declarar al agente retirado George Bubaris inocente de asesinato no premeditado y negligencia criminal por la muerte de René Pérez, indocumentado, sin techo y en estado crónico de ebriedad. Bubaris cerró los ojos cuando la presidente del jurado empezó a leer el veredicto y se mordió el labio al escuchar el segundo "inocente". Se escucharon gritos ahogados de "¡sí!" y algunos sollozos en el sector de la galería ocupado por sus familiares y amigos. Bubaris, de 31 años, enfrentaba hasta 15 años de prisión si lo declaraban culpable. En declaraciones fuera de la corte, los jurados destacaron la falta de pruebas forenses y las contradicciones en los testimonios de los médicos. No se acusó al policía de cometer un crimen racial ni se presentó un motivo claro, pero el caso puso de relieve la tensa relación entre la policía y los inmigrantes a medida que las fuerzas del orden en el país estudian si tomarán más tareas relacionadas con la deportación de indocumentados. El grupo defensor Latin Across America dijo que el caso también destacó la impotencia de muchos indocumentados. El presidente del grupo, Fernando Mateo, calificó el veredicto de farsa judicial. "Esto es precisamente lo que temíamos... Aparentemente, los derechos que tanto atesoramos como estadounidenses no rigieron para René Pérez y los hispanos en general". Pérez, de 42 años, dejó una esposa e hijo en Guatemala cuando llegó a Mount Kisco hace una década. Los fiscales dicen que Bubaris llevó a Pérez a la vecina Bedford en su patrulla y lo mató de un puñetazo al abdomen poco después de que el guatemalteco llamó al teléfono de emergencias desde un teléfono público el 28 de abril de 2007. La defensa dijo que Pérez, siempre intoxicado, pudo haber sufrido un golpe al caer.

Descarga la aplicación

en google play en google play