Escúchenos en línea

Polémica por indocumentados detenidos en Chicago

Chicago. Agencia EFE. | 23 de Junio de 2008 a las 00:00
Los casos de varios indocumentados que fueron privados de su libertad pese a ser inocentes ha creado polémica en Chicago, donde desde 1985, rige una orden ejecutiva que prohíbe a la policía indagar el estatus migratorio. La orden ejecutiva 85-1, expedida el 7 de marzo de 1985 por el entonces alcalde Harold Washington, prohíbe a la policía, o cualquier otro empleado de la ciudad, indagar el estatus migratorio de cualquier persona. Recientemente activistas latinos sacaron a la luz varios casos de personas sin documentos que permanecían detenidas en la cárcel del condado a pesar de haber sido encontradas inocentes de los cargos que se les imputaban. Muchos esperaban su día en corte pero no se les permitía salir bajo fianza por ser indocumentados, como Arturo Trujillo, quien en 2007 fue acusado de intento de asesinato en un confuso episodio de asalto en su lugar de trabajo. Aunque un jurado encontró inocente a Trujillo, éste permaneció detenido un año, hasta que el 13 de mayo pasado varios activistas dieron a conocer su caso a la prensa y días después fue puesto en libertad. El padre José S. Landaverde, de la Misión de Nuestra Señora de Guadalupe, dijo que ya van unos seis latinos que él y varios activistas han sacado de la cárcel del condado donde estaban detenidos por tener pendientes una orden de deportación en violación a la orden ejecutiva de la ciudad. El religioso sostuvo que hay unos cincuenta casos de este tipo y su iglesia, localizada en el barrio de La Villita, ha recaudado fondos para pagar las fianzas de muchos de ellos. En algunos casos, mencionó Landaverde, las autoridades no aceptan la fianza para sacar a los detenidos porque, según dicen, se encuentran en "retención migratoria". Ahora los activistas de la ciudad, que han manifestado su descontento con esta medida, demandan una investigación y piden que se imparta algún tipo de castigo para quienes violen la disposición municipal. Un comité de relaciones humanas del Concejo, encabezado por el concejal Billy Ocasio, ha prometido realizar una audiencia para indagar más sobre por qué se están deteniendo a los hispanos en relación a su estatus migratorio en violación a la orden ejecutiva, que sigue vigente. "Eso es lo que queremos nosotros, que se investiguen estos casos", dijo Jorge Mujica, de la coalición 10 de Marzo. El caso más reciente, de acuerdo con Jesús Vargas, de la misma coalición, es el de José Herrera, quien el 12 de junio pasado fue detenido y acusado de manejar bajo la influencia del alcohol (DUI). Al intentar pagar la fianza de 2.000 dólares, las autoridades le informaron a su hermana que Herrera estaba en "retención migratoria". Pero además, el condado Cook -donde se asienta Chicago- ha sido declarado santuario para los inmigrantes después que a principios de año la Junta de Comisionados aprobara la resolución presentada por el comisionado Roberto Maldonado. Los activistas cuestionan la vigencia de la orden ejecutiva y si la designación de santuario al condado es meramente simbólica. El padre Landaverde manifestó que inspectores de la ciudad le han exigido documentación de su iglesia. "Hasta le sacaron un vídeo a mi diploma de divinidad", sostuvo el religioso, quien agregó que los inspectores le exigieron una licencia limitada de comercio porque sus feligreses venden ropa usada y helados frente al templo para recaudar fondos para las fianzas de los detenidos. Esto, de acuerdo con Landaverde, es un poco curioso porque se trata de una iglesia. Efe intentó en vano conseguir una reacción sobre el tema de parte de la oficina del alcalde Richard M. Daley.

Descarga la aplicación

en google play en google play