Escúchenos en línea

Campañas Obama y McCain riñen por mejor récord con latinos

Washington. Agencia EFE. | 28 de Junio de 2008 a las 00:00
Las campañas de los aspirantes presidenciales, el demócrata Barack Obama y el republicano John McCain, riñeron el viernes sobre cuál tiene el mejor expediente en la lucha por una reforma migratoria integral y el bienestar de los latinos. El debate, protagonizado por miembros y allegados de ambas campañas, tuvo lugar en un hotel capitalino donde este sábado los senadores Obama y McCain ofrecerán su visión de futuro durante la clausura del encuentro anual de la Asociación Nacional de Funcionarios Electos Latinos (NALEO). Cerca de una decena de legisladores demócratas latinos de California, Illinois, Wisconsin, Nueva York, y Kansas exigieron "respuestas claras" de McCain, a quien acusan de haber abandonado su apoyo a la reforma migratoria. "Están deportando a la gente y la gente está sufriendo. Queremos oír lo que tenga que decir el senador McCain, porque para nuestras familias y vecinos lo más importante es la reforma migratoria", afirmó Pedro Colón, legislador estatal de Wisconsin. Iris Martínez, senadora estatal de Illinois, consideró que los ataques de inexperiencia que lanzan los republicanos contra Obama no son más que una medida "desesperada" porque no se ganan a los latinos. De inmediato, miembros de la campaña de McCain improvisaron su propia rueda de prensa en un pasillo para defender sus más de dos décadas de carrera política. McCain "es el único candidato en la contienda con un récord sólido no sólo a favor de los latinos sino de todos los estadounidenses", subrayó Ana Navarro, portavoz latina del senador. Reconoció que McCain ha sido abucheado por el asunto de inmigración, pero insistió en que éste "arriesgó su pellejo político" al promover la reforma en 2007. McCain sigue apoyando la reforma pero considera que hay que buscar "soluciones distintas" a la existencia de doce millones de indocumentados en EEUU, matizó. En declaraciones a Efe, el legislador republicano de Florida, Lincoln Díaz-Balart, defendió el "expediente probado de afinidad y solidaridad del senador McCain con los latinos". Obama "quiere renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, lo que constituye una agresión (para México), se opone al tratado con Colombia y a la ayuda del Plan Colombia... no tiene un expediente en los temas que afectan a nuestra comunidad y creo que la gente sabrá sopesar eso en noviembre", argumentó. Enzarzados en esta contienda, Obama, demócrata por Illinois, y McCain, republicano por Arizona, participarán en varios foros latinos en las próximas semanas, convencidos de que esta minoría tiene la llave para su triunfo electoral. Al menos 9,2 millones de latinos acudirán a las urnas el próximo 4 de noviembre. "Nuestro voto ha sido un factor importante en la última década y cobra cada vez más importancia con cada elección, especialmente en Florida, Ohio, Colorado, Nuevo México, Nevada y Florida", dijo Rosa Rosales, presidenta de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC). Tanto es el poder político de los latinos que los expertos los describen como un voto "bisagra", o decisivo en esta contienda, y podría incluso definir la suma de los 270 votos del Colegio Electoral necesarios para la victoria electoral. Así, los encuentros anuales de organizaciones de gran peso como NALEO, LULAC, y el Consejo Nacional de La Raza (NCLR), ofrecen una ocasión en la que Obama y McCain pueden calibrar sus mensajes y medir el pulso de los votantes latinos. Ambos harán apariciones en la conferencia anual de LULAC el próximo 8 de julio en Washington, y en la de NLCR, el 13 y 14 de ese mes, respectivamente, en San Diego (California). El rumbo de la economía, la reforma migratoria, la crisis de la vivienda, los retos a la educación y los problemas de salud serán, sin duda, los temas más dominantes en estos encuentros. Pero ambos candidatos afrontan sus propios retos para conquistar a los votantes latinos. Obama debe ganarse el "sí" de los latinos que apoyaron a su ex rival y ahora leal defensora, la senadora Hillary Clinton. McCain tendrá que convencerlos de que puede mantenerse fiel a los principios del conservadurismo y a la vez tender una mano a un electorado que en los últimos años se ha volcado en su mayoría hacia los demócratas.

Descarga la aplicación

en google play en google play