Escúchenos en línea

Inmigrantes en Arizona piden reforma migratoria

Agencia AP. Desde Phoenix, Arizona. | 5 de Septiembre de 2006 a las 00:00
Centenares de inmigrantes unieron sus voces este martes en una manifestación frente al Capitolio de esta ciudad para pedir una reforma migratoria que incluya una vía a la legalización para los millones de indocumentados que viven en los Estados Unidos. Unas 2,500 personas, muchas de las cuales portaban pancartas, banderas de los Estados Unidos y algunas de México, se dieron cita para pedir un alto al movimiento antiinmigrante en todo país, pero especialmente en el estado de Arizona. "Por eso estamos reunidos aquí el día de hoy, para mandar el mensaje a nuestros representantes de que nuestra comunidad ya no esta dispuesta a soportar tantos abusos", dijo Héctor Yturralde, presidente de Somos América, el grupo que organizó el evento. Los manifestantes, en su mayoría vestidos con camisas blancas, se congregaron desde muy temprano para escuchar los discursos de activistas y políticos locales, quienes hablaron de las grandes contribuciones que los inmigrantes hacen todos los días a la economía de este país. Con el mismo lema de las grandes marchas celebradas en toda la nación el pasado mes de abril, docenas de voluntarios se dieron a la tarea de inscribir para votar a los que cumplieran con los requisitos. "Nuestro voto afectará los resultados en noviembre", aseguró Yturralde a Efe. Indicó que es sumamente importante que la comunidad hispana salga a votar porque muchos legisladores locales y nacionales que buscan la reelección han basado sus campañas en posiciones antiinmigrantes y abogan por criminalizar a los indocumentados. "Tenemos que sacarlos, especialmente a aquellos a nivel estatal que ya han ayudado a que varias iniciativas contra nuestras comunidades fueran aprobadas ", dijo Yturralde. Aunque esta vez no se pudo congregar a las más de 100,000 personas que acudieron a la última marcha pro-inmigrante en esta ciudad, el activista indicó que esto no significa que la comunidad hispana ha perdido la esperanza en la reforma migratoria o en el movimiento. "A mucha gente le gusta marchar y ahora no marchamos, sólo estamos aquí para darles información", señaló el presidente de Somos América. Los presentes soportaron el intenso calor, que superaba los 100 grados Fahrenheit, para informarse sobre iniciativas antiinmigrantes como la 405, que busca convertir a algunos de los policías de Phoenix en agentes de inmigración. "Esta iniciativa es muy mala para nuestras comunidades, debido a que la cuestión migratoria debe de ser una responsabilidad federal, no estatal, y mucho menos de la ciudad de Phoenix", dijo Yturralde. Daniel Amarillas, residente de Phoenix, ondeaba con orgullo una bandera estadounidense y otra mexicana. Dijo haber vivido en este país -y pagado impuestos- más de 15 años, por lo que considera que merece la oportunidad de regularizar su condición migratoria. A la pregunta de por qué portaba las dos banderas, contestó: "Porque vengo de allá y me gustaría ser de aquí." Margarita Soto, estudiante de escuela secundaria, también acudió a la manifestación y dijo temer la aprobación de la iniciativa 300, que dificultaría el acceso a las universidades de los estudiantes indocumentados de Arizona. De ser aprobado, el proyecto de ley obligaría a todos los estudiantes indocumentados a pagar la misma matrícula que los estudiantes extranjeros, aun si han vivido años en Arizona y se han graduado de una secundaria local. El evento, que duró cuatro horas, transcurrió de forma tranquila, a pesar de la presencia de unos 20 miembros del grupo Minuteman con pancartas que pedían el fin de lo que llaman "la invasión de América".

Descarga la aplicación

en google play en google play