Escúchenos en línea

Coalición pro-inmigrante Utah expande propuestas ley

Salt Lake City. Agencia EFE. | 14 de Julio de 2008 a las 00:00
Una coalición pro-inmigrante de Utah, originalmente formada para ayudar a alumnos indocumentados, expandirá el alcance de sus actividades para incluir el respaldo a otras propuestas de ley que beneficien a todos los inmigrantes. Según Theresa Martínez, copresidente de la Coalición Residentes de Utah por el Sueño Americano, este grupo buscará "tener un papel más proactivo durante la sesión del Legislativo estatal en 2009", con el propósito de impulsar proyectos de ley que promuevan "acceso a trabajo legal, a servicios de salud y a servicios humanos". "Reconocemos la importancia central de la familia y estamos revisando nuestra visión y misión de una manera más inclusiva", comentó Martínez en declaraciones realizadas este domingo. Por eso, la nueva meta ya no será solamente que se les otorgue aranceles universitarios reducidos a estudiantes indocumentados que cumplan con ciertos requisitos, sino que se establezca "un camino práctico para la ciudadanía para los hijos de inmigrantes indocumentados y para sus familias". A diferencia de lo que sucedió este año con la ley SB81 (que introdujo una reforma migratoria estatal en Utah), que obligó a los grupos pro-inmigrantes a responder a esa iniciativa, Martínez confía que durante el 2009 su coalición podrá hablar con legisladores de modo que esos legisladores presentes proyectos de ley que favorezcan a los inmigrantes y a sus familias. La ley SB81 prohíbe que personas que no puedan comprobar su presencia legal en el país accedan a beneficios públicos u obtengan trabajos con agencias del gobierno o con empresas privadas. Pero como esa ley recién entrará en vigor en julio de 2009, es decir, después de la sesión anual del Legislativo. Martínez anticipa que podría haber legisladores que, al informarse sobre la situación de los inmigrantes y sus familias, presenten proyectos de ley que modifiquen o incluso anulen las consecuencias de la ley SB81. En el caso específico de los estudiantes hijos de indocumentados que quieran llegar a la universidad, si no se logra que las universidades estatales los traten como residentes y les den aranceles reducidos, entonces se podría crear un programa de préstamos estudiantiles disponible para todos los estudiantes, independientemente de su situación migratoria. Otras posibilidades son crear pasantías específicas para alumnos terciarios hijos de indocumentados u otorgar subsidios para esos estudiantes si se dedican a carreras en sectores de alta necesidad pero sin la suficiente cantidad de profesionales, como la educación pública. A principios de este año, Karen Crompton, copresidente de la coalición, explicó que la razón para impulsar estos proyectos es que "desde todo punto de vista y propósito, estos estudiantes han crecido aquí y se consideran a sí mismos como estadounidenses".

Descarga la aplicación

en google play en google play