Escúchenos en línea

Aconsejan a inmigrantes callar al ser interrogados

Phoenix. Agencia EFE. | 14 de Julio de 2008 a las 00:00
Activistas y abogados en Arizona recomiendan a los inmigrantes indocumentados mantener silencio en caso de ser entrevistados por autoridades locales, ya que esto puede suponer la diferencia entre poder regresar con sus familias o ser deportados. "La gente tiene que entender que el derecho de permanecer callado es de todos, no importa su estatus migratorio", dijo este lunes a Efe Antonio Bustamante, abogado y activista. Explicó que debido a los cambios en políticas internas de varios departamentos policíacos en Arizona, es más importante que todas las personas, incluidos ciudadanos, residentes legales e inclusive los inmigrantes indocumentados conozcan sus derechos. "Cuando una persona es detenida por un policía, debe dar su nombre verdadero, fecha de nacimiento y domicilio", sostuvo Bustamente, "ante cualquier otra pregunta, la persona debe de contestar de forma cortés que desea permanecer callado y solicitar la presencia de un abogado". Manifestó que desafortunadamente se dan casos en los que los policías no respetan este derecho y tratan de intimidar a los inmigrantes con amenazas de que los van arrestar si no cooperan con ellos. "Los empujan, y los pueden privar de su libertad por varias horas", puntualizó. El también activista dijo que estos casos se reportan en todas partes del país por lo que los inmigrantes deben estar preparados a "pagar el precio" de ejercer su derecho a mantenerse callados. En tal sentido, la organización Respect/Respeto reparte unos folletos en español que llevan el nombre "En boca cerrada no entran moscas". "Desafortunadamente, a veces es nuestra misma gente quien les da las armas a los policías para ser cuestionados sobre su estatus migratorio", dijo Magdalena Schwartz, directora de la Alianza de Líderes Religiosos del Valle. "Las respuestas de una persona o la información que proporcionan de forma voluntaria puede ser utilizada más tarde por los oficiales como una «evidencia» en contra de la persona", explicó. Señaló que desde hace un año su organización inició una campaña "de silencio", para dejarle saber a la gente que no tienen que contestar a preguntas como lugar de nacimiento o si tienen estatus legal en los Estados Unidos. "Los inmigrantes deben saber el poder que tienen si mantienen la boca cerrada, muchas veces nos deportan precisamente por la información que nosotros mismos decimos", agregó. Los activistas tratan de difundir este mensaje, sobre todo tras los diversos operativos que ha realizado el alguacil del condado Maricopa, Joe Arpaio, en ciudades como Phoenix, Mesa y Guadalupe. En estos operativos, los oficiales recorren las calles de barrios principalmente latinos y detienen a conductores por infracciones de tráfico, cuestionándolos también sobre su estatus migratorio, al igual que a los pasajeros. Según Schwartz, han tenido gran éxito en informar a la comunidad sobre sus derechos, ya que ha habido casos de personas que debido a que guardaron silencio, salieron libres y ahora luchan por mantenerse en este país. Activistas, organizaciones pro-inmigrantes y abogados siguen de cerca los operativos hechos por el alguacil Arpaio, los que hasta la fecha han culminado con el arresto de cerca de 200 inmigrantes indocumentados. "A toda esa gente tratamos de informarles que se mantengan callados, que pidan un abogado y sobre todo que no firmen nada hasta hablar con un representante legal", finalizó Schwartz.

Descarga la aplicación

en google play en google play