Escúchenos en línea

Crímenes juveniles pueden ampliar condena de inmigrante

Denver. Agencia EFE. | 6 de Agosto de 2008 a las 00:00
Los crímenes juveniles y el hecho de ser indocumentado perjudicarán gravemente a un joven latino arrestado en el norte de Colorado por presunto abuso de una menor, ya que de ser encontrado culpable podría ser condenado a cadena perpetua. Según el Departamento de Policía de Greeley, Raúl Jesús Mendoza, presumiblemente de México, fue detenido el pasado 27 de julio después de que la policía recibiese una denuncia de que aparentemente abusó de una niña de 12 años. De acuerdo con la información del sargento Joe Tymkowych, portavoz de la policía de Greeley, Mendoza forzó a la menor a acompañarlo a una habitación de la vivienda en la que un grupo de jóvenes participaba en una fiesta. Dos días después, la niña informó del incidente a sus padres, quienes dieron aviso a la policía. Tras el arresto, las autoridades descubrieron que Mendoza ya había sido detenido antes por crímenes similares y por otros delitos. Pero, dado que entonces era menor de edad, la policía no revisó su situación inmigratoria irregular ni sus antecedentes delictivos. Hace cuatro años, Mendoza fue detenido por conducta inapropiada con una menor, aunque esos cargos luego quedaron sin efecto. En agosto del 2005, Mendoza fue también declarado culpable de abusar de otra menor y fue internado durante un año en la cárcel juvenil del Condado Weld. Por esos incidentes, Mendoza fue incluido en la lista de criminales sexuales de Colorado, pero su nombre no se publicó porque en aquellas fechas Mendoza tenía menos de 18 años. En agosto del 2007, Mendoza fue nuevamente arrestado por conducir sin licencia válida y sin seguro. Tras pagar una fianza de mil dólares salió el libertad pero nunca se presentó en los tribunales en las fechas establecidas. Mendoza ahora se enfrenta a cargos de abuso sexual de una menor de 15 años y de conducta inapropiada. Su fianza se fijó en 200.000 dólares. Al contrario de lo que sucedió en el pasado, en el último arresto la policía de Greeley y el alguacil del Condado Weld contactaron a la Oficina Policial de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés) para determinar la situación inmigratoria de Mendoza, ya que ahora es mayor de 18 años. Debido a sus antecedentes, Mendoza, en vez de ser condenado a dos años de prisión, podría incluso recibir cadena perpetua. Su próxima audiencia judicial está fijada para el 11 de agosto.

Descarga la aplicación

en google play en google play