Escúchenos en línea

Furor latino en Dallas por fiestas de15 años

Dallas, Texas. LaVoz.com | 6 de Septiembre de 2008 a las 00:00
Krystle González parece una princesa, con su tiara y su resplandeciente vestido dorado. Ella está sentada en un trono en un salón de baile alquilado para su quinceañera, la celebración del 15 cumpleaños de las niñas latinas. Rodeada de amigas, Krystle es el centro de atención hasta que comienza el verdadero espectáculo. "Tenemos una sorpresa", dice el anunciador a la concurrencia. Los Sweet Sensation Cadets invaden el suelo, una decena de muchachos adolescentes con pelo erizado, impecables zapatos blancos y aretes de diamante. Las muchachas gritan mientras el grupo profesional de bailarines danza y salta al ritmo de una mezcla de música latina y hip-hop. A veces, el baile adquiere tonos sexuales. Al igual que las bodas, estas fiestas de entrada a la juventud pueden ser ostentosas. Muchas veces incluyen un servicio religioso, una presentación de la festejada a la sociedad y un vals en la cena y fiesta de baile. Las festejadas usualmente invitan a amigos y familiares para que sean sus acompañantes y compañeros de baile. Pero la pompa de Dallas ha remodelado años de tradición latina. Contratar a cadetes, llamados así por sus uniformes estilo militar, es ahora la norma. "Ellos son más presentables que los muchachos regulares", dijo Dana Garza, de 15 años, tras disfrutar el espectáculo. "Ellos son profesionales". Alberto Serna, que publica la revista Quinceañeras y Novias, dice que la adición de los cadetes a las fiestas de quinceañeras es única de Texas y especialmente popular en Dallas. "Te lo puedo decir sin titubeos", dice Serna. "En otros estados, nadie tiene cadetes". Los grupos de cadetes aparecieron por primera vez en Dallas hace unos 10 años. Sweet Sensation y otra decenas de grupos similares cuentan con una realidad simple: A las adolescentes les gustan jóvenes atractivos en uniforme y que saben bailar bien. Y van a convencer a sus padres para que los contraten. Los padres pagan de 1,000 a 2,000 dólares por grupos de entre siete y 14 cadetes para acompañar a sus hijas a la fiesta de quinceañera, conocida popularmente como "los 15". Ellos llegan a la fiesta en vistosas limosinas, se sientan a la mesa principal con la festejada y posan para fotografías. El paquete usual incluye lecciones de baile para las muchachas, y cada cadete gana de 50 a 80 dólares por fiesta. Los cadetes son apenas parte del costo. Los padres pagan además por el servicio de comida, el alquiler de la sala de banquetes, el vestido, los retratos y los regalos de la fiesta. la cuenta al final puede alcanzar varios miles de dólares. Alex Jiménez, que tiene 23 años, comenzó Sweet Sensation hace cuatro años. Sus padres, inmigrantes de El Salvador, son dueños del Migueleño Restaurant & Club en Oak Cliff. "Esto está sacando a los muchachos de las calles. En lugar de sumarse a pandillas, están aquí", dijo Jiménez. "Yo prefiero decir: ‘José, tú eres el mejor bailarín latino’ ... Mi objetivo es llevarles a MTV o conseguirles un video musical". La mayoría de los cadetes crecieron en Dallas o sus suburbios. Las edades van de 14 a 18 años.

Descarga la aplicación

en google play en google play