Escúchenos en línea

Ciudad tejana acuerda frenar orden contra indocumentados

Dallas. La Voz.com. | 20 de Septiembre de 2008 a las 00:00
Opositores al más reciente ordenamiento de un suburbio de Dallas que busca expulsar a inmigrantes ilegales y la ciudad de Farmers Branch acordaron extender la detención de la controvertida ley sobre arrendamiento de vivienda. Abogados representantes de Farmers Branch y de un grupo de administradores de apartamentos, así como un ex concejal que está demandando a la ciudad, enviaron el viernes una carta al juez federal del caso. En ésta proponen agilizar el asunto y acordaron extender 30 días una orden de restricción temporal que impide a la ciudad exigir a arrendatarios de casas y apartamentos buscar una licencia para arrendamiento. Funcionarios de la ciudad querían que comparar los nombres de solicitantes de licencia de arrendamiento que no son ciudadanos estadounidenses con una base de datos federal. Farmers Branch planeaba revocar las licencias para renta de quienes no pudieran probar que viven legalmente en el país y penalizar a los propietarios de vivienda que renten a inquilinos que no tengan una licencia actualizada. Pero la jueza federal de distrito Jane J. Boyle detuvo la implementación del ordenamiento que entraría en efecto la semana pasada al otorgar una orden de restricción. La jueza también programó para el lunes una audiencia para considerar solicitudes para la detener la ley hasta que sea ventilada, procedimiento llamado mandato provisorio. "Es una indicación de reconocimiento de su parte de que es improbable... dice que habría un resultado diferente e lunes", dijo Bill Brewer, quien representa a opositores a la ordenanza, al referirse al acuerdo. Ambas partes pidieron que inicie un juicio el 8 de diciembre o poco después, de ser necesario, según la carta enviada por Bickel & Brewer Storefront, despachó legal que representa a los opositores. La carta fue firmada por un abogado que representa a Farmers Branch. La ciudad ha luchado con grupos intercesores durante casi dos años sobre medidas que buscan impedir que inmigrantes ilegales vivan en el poblado de cerca de 28.000 residentes. "Han transcurrido años. Queremos que estos asuntos se resuelvan", señaló Brewer. "pensamos que estos tipos de ordenanzas son inconstitucionales", agregó.

Descarga la aplicación

en google play en google play