Escúchenos en línea

Políticos y religiosos piden reforma migratoria urgente

Denver. Agencia EFE. | 25 de Septiembre de 2008 a las 00:00
Un grupo de políticos, dirigentes comunitarios y representantes religiosos, encabezados por el gobernador de Colorado, Bill Ritter, pidió este jueves desde las escalinatas del Capitolio de Denver que las autoridades federales aprueben lo antes posible una reforma migratoria completa. "Yo sé que (el próximo presidente) tiene una larga lista de tema a tratar. Pero inmigración es algo que el gobierno federal debe resolver, creo, en el primer año de la nueva administración", declaró Ritter. El mandatario demócrata sostuvo que "la comunidad en su totalidad", incluyendo los empresarios, deben impulsar la reforma migratoria, ya que "el actual sistema de inmigración está roto". La reforma, dijo, debe también incluir la seguridad de las fronteras y un análisis de las necesidades económicas del país. Otro de los participantes, el reverendo Patrick Demmer, de la Alianza Ministerial de Metro Denver, urgió a la población a firmar una tarjeta (preparada por el Concilio de Iglesias de Colorado) comprometiéndose a mantener el debate migratorio "dentro de los más altos ideales y valores comunitarios de Estados Unidos". Según Demmer, "se debe rechazar la política de aislamiento y división que genera ira y odio contra personas y comunidades". "Al firmar este compromiso reafirmamos los más altos criterios de la constitución de Estados Unidos, la más alta decencia de la Declaración de la Independencia y las virtudes más nobles de nuestra fe y de los principios religiosos", agregó. Por su parte, el reverendo Youngsook Kang, de la Iglesia Metodista Unida, expresó que "la reforma inmigratoria debe ser una reforma que respete la dignidad humana y la unidad de las personas". "Les pido a los residentes de Colorado que respalden una reforma que tengan en consideración las condiciones legales, económicas y sociales, y los derechos humanos, de los inmigrantes que ya están aquí, tanto documentados como indocumentados, para proteger al pobre y al oprimido que sólo busca sobrevivir en paz", declaró. Otro dirigente, Allan Bjornberg, obispo de la Iglesia Evangélica Luterana de América, puntualizó que el actual sistema migratorio "denigra y deshumaniza a la gente que vive en nuestro medio". "Esa no es la manera en que debemos actuar", enfatizó. El rabino Joel Schwartzman resumió su postura expresando que "los inmigrantes, legales o ilegales, son seres humanos hechos a la imagen de Dios y es nuestro debe tratarlos como tales". Además de los grupos mencionados, también estuvieron presentes representantes de la Conferencia Católica de Colorado, dirigentes musulmanes, y miembros de la Coalición de Colorado por los Derechos de los Inmigrantes (CIRC, en inglés). "Es nuestra sincera esperanza que la gente de Colorado firme este compromiso sobre inmigración y trabaje para la urgente necesidad de obtener una reforma inmigratoria completa", declaró Becky Vanderslice, presidente de We Believe Colorado.

Descarga la aplicación

en google play en google play