Escúchenos en línea

Voto latino en Colorado alcanza cifras históricas

Denver. Agencia EFE. | 25 de Septiembre de 2008 a las 00:00
El voto latino en Colorado podría superar por primera vez el 10 por ciento en este estado en las presidenciales, pero aún ese histórico hecho no sería suficiente para movilizar al electorado latino, opinaron dirigentes republicanos y demócratas. "Lo importante no es cuántos latinos voten sino que ya no votan monolíticamente por un partido. Los votantes latinos deben entender la responsabilidad que ahora tienen en sus manos", dijo a Efe Bob Martínez, ex presidente del Partido Republicano de Colorado y miembro de la Asamblea Republicana Latina en este estado. "El Partido Demócrata está consciente de la importancia del voto latino en Colorado, por eso gran parte de la campaña de este partido en este estado está dirigida por latinos. Pero eso no significa que tomemos el voto latino por concedido", comentó por su parte Manolo Gonzáles-Estay, uno de los portavoces de la campaña del senador Barack Obama en Denver. Según Gonzáles-Estay, las próximas elecciones podrían decidirse con el voto latino de Colorado, Nuevo México, Florida y Nevada, los cuatro estados que han visto un "significante crecimiento" en la cantidad de votantes latinos registrados, y que, en su mayoría, según recientes encuestas, se inclinan por Obama. Si Omaba quiere ganar en esos estados, puntualizó Gonzáles-Estay, debe obtener por lo menos el 55 por ciento del voto latino en Florida y el 65 por ciento del voto latino en Colorado, Nuevo México y Florida. En Colorado la tarea se facilita debido a que en las elecciones presidenciales del 2000 un 67 por ciento de los latinos votó a favor de los demócratas y en el 2004 esa cifra llegó al 70 por ciento. De acuerdo con recientes encuestas, la tendencia continuaría este año. Pero el republicano Martínez no está tan seguro que ése sea el final de la historia. "La movilización de los votantes latinos de Colorado comenzó en el 2000 cuando la candidatura de George W. Bush les dio una alternativa válida, y se acentuó en el 2004 cuando un significativo número de votantes latinos volvieron a votar por Bush", comentó. En esas elecciones del 2004, reconoció Martínez, el voto latino fue un elemento clave para la victoria de un demócrata, el ahora senador Ken Salazar. "Eso significa que los latinos votan según el candidato que ellos creen mejor los va a representar. Y eso significa a su vez que ambas campañas deben invertir para atraer el voto latino", aseveró. Según Martínez, el porcentaje de votos latinos en Colorado a favor de los republicanos hubiese seguido creciendo si no hubiese quedado estancada en el Congreso federal la propuesta de reforma migratoria presentada en el 2006 por el senador John McCain. "La mayoría de los republicanos está a favor de una reforma migratoria completa y justa. Pero los republicanos intransigentes, los de extrema derecha, se opusieron. Y ahora ésa es la imagen que los latinos tienen de nuestro partido", agregó. Esa situación "desmovililzaría" a los latinos que en las elecciones del 2000 y del 2004 votaron por republicanos, quitándoles la motivación para acudir a las urnas. "Animo a esos latinos a que elijan un candidato y voten por ese candidato, quien quiera que sea. Pero los animo aún más a que vayan a las reuniones políticas y a que hagan escuchar su voz", dijo Martínez. "Desafortunadamente, nunca hay suficientes latianos que hablen en esas reuniones", lamentó. En el caso de los demócratas, la situación es prácticamente la opuesta, ya que los latinos podrían decidir no acudir a las urnas asumiendo que la victoria del senador Obama es algo seguro. "En estas elecciones, los latinos de Colorado tienen la histórica oportunidad de elegir al próximo presidente. Es una oportunidad que encierra la responsabilidad de educarse y aprender sobre los candidatos y luego de presentarse a votar", declaró Gonzáles-Estay. "Podemos ser parte de la historia eligiendo un presidente que realmente represente nuestros ideales latinos", indicó. Según las proyecciones de ambos partidos políticos, el voto latino de Colorado, que en el 2004 representó el 8 por ciento del total de sufragios, este año se ubicaría entre el 10 y el 12 por ciento de ese total. La mayoría de estos nuevos votantes latinos reside en los suburbios de los siete condados de la zona metropolitana de Denver. "El gran desafío es transformar a esos potenciales votantes en votantes activos y lograr que acudan a las urnas", concluyó Gonzáles-Estay.

Descarga la aplicación

en google play en google play