Escúchenos en línea

Brasil considera preocupante la escalada UE contra inmigración

Brasilia. Agencia EFE. | 26 de Septiembre de 2008 a las 00:00
El Gobierno brasileño expresó este viernes su "preocupación" por lo que consideró una "escalada de medidas tomadas en el ámbito europeo" contra los inmigrantes, en alusión al acuerdo alcanzado en la UE sobre el Pacto Europeo sobre Inmigración y Asilo. El pacto, según una nota oficial del ministerio de Relaciones Exteriores brasileño, contempla "nuevas normas restrictivas a la inmigración" y se suma a la Directiva de Retorno, aprobada en junio pasado por la Unión Europea (UE) y condenada también por Brasil. "La decisión (sobre el pacto) da secuencia a una preocupante escalada de medidas tomadas en el ámbito europeo que, con el pretexto de combatir la inmigración ilegal y estimular la regularidad, refuerza la predisposición negativa hacia la inmigración", dijo el comunicado. El Gobierno brasileño también advirtió de que esas medidas pueden dar paso a "arbitrariedades" y procedimientos que "atenten contra los derechos humanos". El Pacto Europeo sobre Inmigración y Asilo fue consensuado ayer por el Consejo de Ministros comunitario y deberá aprobarse formalmente en la cumbre de líderes de la UE prevista para los días 15 y 16 de octubre próximos. El documento limita la inmigración a las necesidades del mercado laboral y a la capacidad de integración del país de acogida, con una firmeza total contra los indocumentados, y descarta las regularizaciones masivas. En su nota, el Gobierno de Brasil recordó que en el pasado este país "acogió con generosidad y sin discriminaciones a millones de extranjeros, sobre todo europeos" y expresó su deseo de que los líderes europeos recuerden eso en sus deliberaciones. Brasil "espera que los países de la UE tengan en cuenta sus experiencias históricas y los beneficios que supuso el fenómeno migratorio, evitando iniciativas que creen nuevos factores de división entre los países de origen y recepción", señaló. La nota sostuvo además que el Ejecutivo brasileño "defiende firmemente el derecho de ir y venir de las personas y está reforzando su política de apoyo a sus nacionales en el exterior". En ese sentido, afirmó que el país suramericano será "coherente con esa posición" y "redoblará la vigilancia" frente a medidas que puedan afectar a sus ciudadanos en relación a "violaciones de normas humanitarias y de convivencia consagradas universalmente".

Descarga la aplicación

en google play en google play