Escúchenos en línea

México da ayuda educativa a indocumentados

Miami. El Sentinel. | 27 de Septiembre de 2008 a las 00:00
Por más de una década, mientras el debate sobre la inmigración crecía a ambos lados de la frontera, el gobierno mexicano ha estado proporcionando calladamente dinero, materiales y maestros a escuelas, universidades y organizaciones sin fines de lucro en Estados Unidos. Los programas financiados por el gobierno azteca no substituyen nada en el currículo estadounidense, pero algunos educadores familiarizados con los mismos dicen que proveen un apoyo importante para estudiantes adultos con poca educación formal al ayudarles a leer y escribir en español, y por extensión, en inglés. Aún así, muchos educadores temen hablar de los programas, por temor a alimentar un sentimiento de rechazo contra los inmigrantes. El gobierno mexicano, que gasta más de 1 millón de dólares anualmente en los programas, tiene muchas razones para proveer ayuda a los inmigrantes y sus hijos. Después del petróleo, los envíos de dinero de esos individuos a sus familiares en México son la mayor fuente de divisas de la economía mexicana: casi 24,000 millones de dólares al año. "Nosotros no queremos que los mexicanos en el exterior se sientan como vacas ordeñadas por los recursos que envían al país", dijo Carlos González Gutiérrez, director del Instituto para Mexicanos en el Exterior, que supervisa la mayoría de los programas. Los mexicanos en el extranjero necesitan educación para representar bien al país, agregó. "La imagen y el prestigio de México están vinculados inextricablemente a la imagen y el prestigio de esas comunidades en EE.UU.", dijo González. Dijo que reconocía que muchos de los adultos que participan probablemente son inmigrantes ilegales, un grupo que el gobierno estadounidense no quiere permitir que se quede, mucho menos apoyar. "La participación mexicana en la educación pública estadounidense es otro síntoma de cómo han cambiado las cosas", dijo Mark Krikorian, director ejecutivo del Centro de Estudios de Inmigración, que busca limitar la inmigración ilegal. "Con la tecnología, la distancia no importa. Uno nunca deja realmente el país de origen". Krikorian dijo que EE.UU. no debe apoyarse en México para ayudar a que los inmigrantes se integren a la población general. "Tanto el público como muchos legisladores quieren inmigración barata", dijo. "El dejar que el gobierno mexicano se encargue de apoyar a los migrantes es una salida fácil".

Descarga la aplicación

en google play en google play