Escúchenos en línea

El idioma español muere en la tercera generación de residentes en el sur de California

Agencia Notimex. Desde Dallas, Texas. | 19 de Septiembre de 2006 a las 00:00
El idioma español muere en la tercera generación de inmigrantes que llegan a Estados Unidos, donde es poco probable que el masivo arribo de hispano parlantes pudiera amenazar la permanencia del inglés, reveló un estudio. Publicado este mes en la revista del "Population Council", un grupo internacional de investigación social con sede en Nueva York, el estudio señaló que mientras los inmigrantes de primera generación usan el español, sus hijos y nietos hablan principalmente en inglés. La investigación precisó que sólo 35 por ciento de los hijos de inmigrantes mexicanos nacidos en Estados Unidos hablan español y sólo 17 por ciento de los hijos de éstos (nietos de la primera generación) se comunican en ese idioma. "Para la tercera generación, hay muy pocos vestigios del lenguaje de los abuelos", dijo Rubén Rumbaut, sociólogo de la Universidad de California en Irvine, uno de los co autores del estudio. "Ellos podrán decir gracias, pero no pueden llevar una conversación", indicó. El porcentaje de los descendientes de inmigrantes que retienen el español se reduce a sólo 5.0 por ciento en la cuarta generación (bisnietos), de acuerdo con los resultados del estudio. Entre los inmigrantes procedentes de Asia y naciones europeas la desaparición de su idioma nativo es aún en menor tiempo que quienes provienen de México y Latinoamérica. El estudio, que se enfoca en inmigrantes residentes en el sur de California, estableció que "Estados Unidos mantiene su histórica reputación como el cementerio de los lenguajes". La investigación concluyó que el inglés nunca ha estado seriamente amenazado como idioma dominante en Estados Unidos y no lo está en la actualidad, ni siquiera en el sur de California, donde se concentra la mayor población de inmigrantes hispano parlantes. El estudio se basó en una encuesta telefónica realizada en 2004 en Los Angeles y en una investigación de 10 años de una amplia muestra de jóvenes hispanos en San Diego y el sur de Florida.

Descarga la aplicación

en google play en google play