Escúchenos en línea

Universidad de Arkansas da cursos sobre derecho inmigratorio

Little Rock. La Voz.com. | 2 de Enero de 2009 a las 00:00
Ser un inmigrante indocumentado de ninguna manera significa ser un delincuente, y esa es precisamente la noción que Elizabeth Young espera inculcar entre los habitantes de Arkansas. "Estar aquí indocumentado no es un delito", puntualiza Young. "Es un problema civil". Como directora de la nueva cátedra sobre leyes inmigratorias en la Universidad de Arkansas, pretende preparar a los estudiantes para que guíen a los clientes entre la densa maraña de las normas que rigen a quienes llegan a Estados Unidos. El nuevo curso, que comienza en los primeros días de enero, fue establecido ahora que Arkansas se ha convertido en uno de los estados con la comunidad latina de más rápido crecimiento en el país. La magnitud de la comunidad latina ha creado para los escasos abogados de inmigración del estado una abultada e inmanejable carga de casos al aceptar gratuitamente a clientes que no pudieron recibir ayuda legal en otro lado, explicó Young. El volumen de trabajo creció después de los ataques terroristas del 11 de septiembre debido a que el número anual de deportaciones se multiplicó en más de tres veces y llegó a unas 350.000. Pero no todos los casos sobre la inmigración implican la deportación. Comprenden también solicitudes de asilo político y peticiones de ciudadanía de inmigrantes que se han casado con un o una estadounidense. El nuevo curso abordará todos esos, dijo Young. La cátedra será impartida por cuatro estudiantes en el primer semestre con programas individuales de 25 horas a la semana. Después, participarán hasta ocho estudiantes por semestre, y algunos incluso litigarán casos ante jueces federales de inmigración. La facultad de derecho de la universidad tiene varios cursos en que los estudiantes trabajan con abogados defensores y fiscales. Cuando la facultad de derecho planteó la idea de abrir un curso nuevo hubo cuantiosas peticiones de alumnos para que se estudiaran las leyes de inmigración, afirmó Young. La universidad contrató a Young, de 31 años, quien participó en el Curso de Inmigración de la Facultad de Derecho George Washington. Young reconoció que las leyes de inmigración son complejas, pues en ocasiones los detenidos son identificados por números y enviados a prisiones en otros estados. "Hay que sumergirse en las leyes y buscar maneras propias de salir adelante", señaló Young. La localidad de Fayetteville, donde se encuentra la universidad, está precisamente en medio de la comunidad latina en ascenso en el estado. De acuerdo con la Oficina del Censo de Estados Unidos, Arkansas tiene más de 150.000 latinos, muchos más que los 19.876 que vivían en el estado en 1990.

Descarga la aplicación

en google play en google play