Escúchenos en línea

Colorado pide acuerdo federal para arrestar indocumentados

Denver. EFE. | 6 de Enero de 2009 a las 00:00
Un panel a cargo de revisar la implementación de leyes migratorias en Colorado sugirió este martes que las autoridades estatales gestionen ante el gobierno nacional el uso de bases de datos federales para que la policía pueda detectar y arrestar más rápidamente a presuntos criminales indocumentados. El Comité de Inmigración y Seguridad de Colorado, convocado en octubre de 2008 por el gobernador Bill Ritter, indicó que las bases de datos con huellas digitales de personas con y sin antecedentes criminales, deberían estar abiertas a la policía de Colorado. La razón, según el panel, es que el acceso a esa información facilitaría y aceleraría la identificación de sospechosos que en el momento de su arresto no portan ningún documento de identidad, tienen documentos falsos o simplemente mienten sobre su verdadera identidad. Por el momento solamente dos estados, Carolina del Norte y Texas, han exitosamente gestionado el acceso a la base de datos federal para sus respectivos departamentos de policía. Pero el comité confía que con el apoyo del Legislativo de Colorado y gracias a la predisposición del gobierno federal para expandir el acceso a su base de datos, Colorado llegará a ser el tercer estado en gestionar ese acuerdo. Anteriormente el comité había propuesto que se capacite a los guardia-cárceles de todo el estado para que detecten la presencia de presuntos indocumentados y que se agilicen los procedimientos de deportación de personas indocumentadas, especialmente en los casos que esas personas sean culpables de crímenes o delitos. Otras recomendaciones incluyen prohibir la registro de un vehículo si la persona no presenta una licencia de conducir válida, y arrestar y entregar a las autoridades federales a las personas que tengan "documentos de identidad que no se puedan verificar", específicamente las licencias de conducir emitidas en el extranjero. El comité estuvo compuesto de 31 personas, incluido once jefes de policía y alguaciles, cuatro jueces, seis legisladores, funcionarios de varias otras agencias del gobierno y representantes de dos grupos pro-inmigrantes, la Coalición de Colorado por los Derechos de los Inmigrantes y Servicios Legales de Colorado. Ritter formó el comité luego de que el 4 de septiembre de 2008 la policía de Aurora, al este de Denver, arrestase a Francis Hernández, 23, como sospechoso de haber provocado un accidente en el que murieron dos mujeres y un niño de 3 años. Según las autoridades, Hernández sería un inmigrante indocumentado de Guatemala, que fue detenido por distintos delitos en 20 ocasiones en los últimos cinco años y que usaba documentos con 11 nombres diferentes. Se anticipa que el Legislativo de Colorado comenzará desde mañana a debatir las sugerencias presentadas por el comité.

Descarga la aplicación

en google play en google play